Espaguetis al horno

Necesitamos más VERDE en nuestro arsenal de cenas, y este es uno de los platos de verduras más ridículamente sencillos que existen. El asado es mi método favorito para cocinar muchas verduras, entre ellas los gloriosos espárragos verdes. En primer lugar, la preparación de los espárragos es tan fácil como un pastel. En segundo lugar, asar es mucho más sabroso que cocinar al vapor. Tercero, es un plato de última hora que puede pasar de la nevera al plato en unos doce minutos. En cuarto lugar, puede servirse solo o utilizarse en cualquier guarnición o ensalada.

Después de lavar bien los espárragos, sólo hay que apilar un manojo y cortar el centímetro inferior más o menos duro y grueso. Algunas personas se ponen elegantes y pelan la parte inferior, pero a mí no me molestan esas cosas.

Comienza rociando generosamente los espárragos con aceite de oliva. Para esta cantidad de espárragos, probablemente utilicé unas cuatro o cinco cucharadas. No escatimes! ¿Te has cansado de que diga “no escatimes”? Porque lo digo al menos una vez en cada receta.

Recetas de guisos

El rosbif puede sonar muy elegante y complicado de hacer, pero en realidad es bastante sencillo. Con un buen trozo de carne y algunas hierbas sencillas, puedes tener un rosbif mucho más tierno y sabroso que el comprado en la tienda. A continuación, desglosamos lo que es más importante saber a la hora de preparar este plato clásico.

Normalmente utilizamos un asado de primera, pero un asado de segunda también puede servir. Si no está seguro, pregunte a su carnicero. Como la carne se asa lentamente durante mucho tiempo, incluso los cortes de carne más duros y magros quedarán tiernos. Pero ten en cuenta que si eliges un corte de carne especialmente magro, debe ser cortado en rodajas relativamente finas para evitar que quede demasiado gomoso.

Leer más  Como decorar un flan casero

Aquí es donde se puede ser realmente creativo. En esta receta hemos mantenido la sencillez: sólo tomillo, romero, sal y pimienta. Siéntase libre de cambiar por cualquiera de sus hierbas favoritas (salvia, perejil, orégano, etc.) o utilice hierbas secas si lo prefiere. Las especias como el comino o las semillas de cilantro también serían deliciosas, ¡haz lo que te parezca correcto! No sea tímido con los condimentos, este es un gran corte de carne y cuanto más sabor, mejor. Sugerimos una cucharadita de sal por kilo. Los alliums como la cebolla, el ajo y la cebolleta también serían deliciosos. Yo prefiero mezclar todos mis condimentos con aceite de oliva para hacer una pasta – permite una distribución más uniforme y asegura que su carne se sazona todo el camino. (¡No te olvides del fondo!)

Recetas fáciles de hornear

Corta las patatas en trozos de tamaño manejable, mézclalas con un poco de aceite de oliva, ajo, romero y sal. A continuación, se asan en el horno a alta temperatura hasta que estén doradas y crujientes en los bordes y cocidas en el centro.

Lo que se vende en las tiendas como “patatas nuevas” suelen ser patatas normales que resultan ser pequeñas. Las verdaderas patatas nuevas son patatas inmaduras que se recogen a principios de la temporada. Se pueden encontrar en los puestos agrícolas o en los mercados de agricultores a finales de la primavera. Tienen una piel más fina y algo plumosa y suelen tener un mayor contenido de agua (lo que, irónicamente, las hace poco adecuadas para asar). Sin embargo, las patatas que se suelen etiquetar como nuevas en las tiendas de comestibles funcionan muy bien para asarlas.

Leer más  Como acaramelar un molde

Obtendrá mejores resultados con las patatas para asar de piel más fina y con más (pero no demasiado) almidón. Las variedades más cerosas (por ejemplo, la patata roja) tienden a quedar demasiado blandas cuando se asan. Las patatas con más almidón (como las russets) quedan muy esponjosas pero secas por dentro. Las Yukon Gold tienen un buen equilibrio entre una textura cerosa y suficiente almidón para ser una patata estupenda para asar.

Recetas de asado

Saber hacer bien las verduras asadas es algo esencial en la vida. ¿Para obtener los mejores resultados? No mezcles las hortalizas de raíz con las de alta humedad, como la berenjena y el calabacín. Para el ajo, utiliza dientes enteros machacados en lugar de picados para que no se queme. Por último, asa las verduras en un horno moderado en lugar de caliente para que tengan tiempo de endulzarse y caramelizarse uniformemente.

Considero que las verduras asadas al horno son una habilidad culinaria básica que todo el mundo debe dominar. Está a la altura de cocinar arroz, hacer una sopa y preparar un simple asado. Además, es una forma brillante de utilizar de una vez un montón de restos de verduras que puedas tener escondidos en el cajón de las verduras.

El asado de verduras es una de esas recetas que los lectores llevan pidiendo desde hace años, pero que yo seguía archivando porque pensaba que no era lo suficientemente emocionante o que era tan sencilla que no tenía suficiente información para escribir sobre ella. “¡Córtalas, échales aceite, sal y pimienta y luego mételas en el horno!”. les decía a los amigos que me preguntaban, con fingida sagacidad, porque… ¿tan difícil es hacer eso?

Leer más  Como hacer alitas de pollo

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.