Goya

Dentro de nuestra serie de recetas mediterráneas acordes con la dieta mediterránea te recomendamos probar esta receta de Bacalao a la Vizcaína: una deliciosa receta tradicional y saludable elaborada con bacalao y la muy versátil salsa vizcaína.

El bacalao a la vizcaína es uno de los platos más tradicionales de la gastronomía vasca. Se trata de una combinación de bacalao curado, y la famosa salsa vizcaína, elaborada con pimientos choriceros y aceite de oliva.

Al mismo tiempo, se pone en una cazuela al fuego la cebolla y el tomate picados. Cuando estén bien hechos, se añade la pulpa de los pimientos choriceros, unos trozos de pan y un poco del agua de cocción de los pimientos.

Receta de bacalao

En Conservas Albo elaboramos fielmente esta receta de origen vasco, cuya suave salsa crea una deliciosa combinación con el mejor bacalao.Exquisito bacalao preparado en una de sus recetas más populares.

Calidad en las materias primas y en el conjunto de productos utilizados, siempre naturales: aceite de oliva, vinagre de vino, especias y condimentos en el proceso de elaboración; por eso decimos que desde hace más de 140 años.

Es un embutido caracterizado por su forma de “sarta” o herradura y su grosor , elaborado con ingredientes naturales, que son magro de cerdo, pimentón de la vera, ajo y sal marina natural.

José Luis Mateos produce Pimentón de La Vera en Extremadura desde hace tres generaciones. El “Pimentón” se seca mediante la quema de encina y el humo natural que crea las características esenciales de aroma, sabor y color vivo, que diferencia la calidad de otros artículos.

Leer más  Como hacer albóndigas en salsa fáciles

En Conservas Albo elaboramos nuestra salsa de forma tradicional, sólo con el mejor tomate, para hacer de cada sardina un excelente bocado. La famosa “Sardina pilchardus” de carne azul y vientre plateado brillante. Cuidadosamente envasadas alcanzando altas cotas gastronómicas de sabor y textura.

El bacalao

2. Después, debes calentar 100 mililitros de aceite en una sartén, junto con dos dientes de ajo pelados. Cuando los ajos estén calientes, sepáralos para añadir a la siesta las cebollas peladas y cortadas, todas menos una. Una vez que las cebollas estén fritas (unos 20 minutos), puedes añadir la mitad de los tomates que tengas, todos picados, pelados y sin pepitas. Deja que se frían lentamente.

3. Mientras tanto, puedes freír la otra cebolla picada en otra sartén. Luego, se añade el resto de los tomates (cortados en trozos grandes), los pimientos rojos y choriceros y las rebanadas de pan tostado quemado. Se deja cocer a fuego muy lento hasta que esté listo. Cuando todo esté bien frito, hay que pasarlo por el pasapurés, y la salsa resultante hay que añadirla al tomate y la cebolla que ya hemos preparado, para poder mezclarlo todo.

4.  Se pone una sartén a fuego medio con aceite y tres dientes de ajo cortados en láminas. Cuando los ajos estén lo suficientemente calientes, los apartas para poder poner los lomos de bacalao con la piel hacia arriba. No los frías mucho porque se prepararán con la salsa.

Recetas Goya

Ahórrate el salteado, y nada de freír, gracias: cuando cocino pescado en casa, me gusta hacerlo en un horno caliente. Es un impulso puramente nostálgico. La cocina de mi madre preparaba una cena de pescado todos los viernes sin carne de mi infancia, y sí, eran sin carne todo el año por si Dios lo prefiere así. Después de superar mi decepción por haberme privado de los mismos palitos de pescado congelados de la Sra. Paul que servían a mis amigos, llegué a amar su sencilla receta de filetes de pescado al horno con pan rallado bien sazonado y un buen aceite de oliva.

Leer más  Comida mexicana en casa

El maridaje de este método con los sabores brillantes y vibrantes de Sicilia es la combinación ganadora en esta versión del especial del viernes por la noche. El dulzor de la cebolla roja se complementa con la menta y la albahaca frescas, la nota ácida de un chorro de vinagre y un chorro de pasta de anchoas para añadir la intensidad salada del mar. Las aceitunas aportan un toque final de riqueza al plato.

Esta receta es para un pescado blanco, firme y carnoso. Yo utilicé bacalao, pero puede sustituirlo por una variedad de sus favoritos. Busque cualquier cosa que tenga la textura necesaria para soportar esos grandes sabores, como el bacalao, el eglefino, la merluza o el fletán; la lubina o el pargo también funcionan bien.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.