Melitzanes tiganites rezept

Típica tapa andaluza, este plato, originario de Córdoba, se puede encontrar en toda España de diferentes formas. No deje que el hecho de que la berenjena esté frita le desanime. Las rodajas de berenjena se rebozan en harina, se fríen en aceite de oliva hasta que se doran y se rocían con la dulce y pegajosa miel de palma de las Canarias. No sólo es fácil de preparar, sino que el suave y sutil sabor de la berenjena junto con la crujiente capa y la pegajosa miel hacen que sea una forma deliciosa de disfrutar de las berenjenas. Aunque aquí hemos utilizado miel de palma, también se puede utilizar miel de caña.

Nos hemos propuesto abastecernos de un café fabuloso procedente de las mejores regiones cafeteras, agricultores y tostadores del mundo. Nuestro compromiso con las prácticas sostenibles desde el punto de vista medioambiental y social se refleja especialmente en nuestra nueva gama de cápsulas de café compostables sin plástico, rellenas de cafés arábigos de origen único, orgánicos y descafeinados Swiss Water®. Lo último en comodidad para el café ecológico, se desintegran en 150 días… ¡no en 150 o 500 años como las cápsulas de aluminio y plástico!

Pisto de berenjena

Un blog sobre comida española: cómo cocinarla, cómo comerla, aquí o allá. El enfoque será en platos simples, fáciles y sobre todo saludables, con muchas opciones para vegetarianos, veganos y gente (como yo) con dietas bajas en colesterol.

Personalmente, cuando voy a freír berenjenas, lo hago de forma sencilla (que es la forma en que muchos cocineros españoles lo hacen en casa). Corto la berenjena en rodajas de unos 3/8 de pulgada. Las echo en un recipiente con agua bien salada hasta que las tengo listas. Entonces cojo un montón de rodajas, les doy un ligero apretón (que las seca).    Las espolvoreo con harina, sacudo el exceso y las friso en aceite de oliva caliente, unos 2 minutos por lado, hasta que estén ligeramente doradas y tiernas.

Leer más  Arroz con leche clásico

¿Sirve este método para obtener berenjenas fritas crujientes y ligeras como las que se sirven en los mejores bares de Córdoba? No.    Pero es una buena comida casera.    No es más aceitosa que la berenjena frita crujiente, y es fácil.

En cuanto a la “miel de caña”, una melaza muy suave funcionaría. Yo suelo hacer un jarabe ligero rápido con 3 partes de azúcar moreno y 1 parte de agua.    Sólo hay que llevar la mezcla a ebullición, rociarla sobre las berenjenas fritas y servir.

Berenjena frita

Tradicionalmente, este plato andaluz se sirve con miel de caña, pero creo que la miel tiene un sabor más complejo. En toda España hay una gama de miel tan variada como el paisaje. Cualquier tipo acentúa la cáscara crujiente y salada de estas berenjenas. Mi toque personal aquí son las hojas de romero, que unen el sabroso bocado de la berenjena con la dulzura de la miel. El crujido salado-dulce de este plato lo convierte en el aperitivo ideal para cualquier comida de verano u otoño.

Vierta la leche en un bol mediano. Recorte la parte superior e inferior de la berenjena y pélela. Corte la berenjena en rodajas de 3/8 pulgadas de grosor. A medida que vaya cortando la berenjena, ponga las rodajas en el bol con la leche. Deberías obtener unas 12 rodajas, pero no pasa nada si tienes más o menos. La leche debe cubrir la berenjena. Si no lo hace, añade más. Apoye la berenjena con un plato pesado que se ajuste bien al bol para mantenerla sumergida. Cúbrala con papel de plástico y déjela en remojo toda la noche en el frigorífico.

Leer más  Comida china en mendoza

Cuando esté listo para cocinar, llene una sartén grande con el aceite vegetal. Debe tener una profundidad de ½ pulgada; si no es así, añada más. Calentar el aceite a fuego medio hasta que un termómetro de lectura instantánea registre 350°F. Una pizca de harina debe chisporrotear al entrar en contacto con el aceite.

Berenjenas Ottolenghi

La berenjena frita con melaza -o con miel- es un plato de tapas sencillo pero sensacional que se sirve en toda Andalucía, en el sur de España. Lo hemos disfrutado muchas veces, tanto en España como en casa. Los discos crujientes y dulces de berenjena cocida son irresistibles. Pero nunca pensé en traerlo a Food To Glow. Porque, ya se sabe, se fríen.

Lo tradicional es la harina común, pero también pasé las rodajas de berenjena por harina de almendras ligeramente mullida y por harina de maíz fina y dorada (enlace de afiliación). Como verán en las imágenes, las distintas harinas resultaron de distintas maneras.

La harina de almendra fue una “pegatina” quisquillosa con tendencia a quemarse en partes. Al menos cuando se le prestó la misma atención (es decir, insignificante – no soy una gran multitarea) que a las otras. La harina de trigo, como era de esperar -y la que suelo utilizar- fue estupenda. Se adhiere bien y se fríe uniformemente. Pero me encanta la textura extra que da la harina de maíz. Se adhirió más fácilmente que la almendra, pero menos bien que la harina. Mantuve la misma temperatura en todo momento, así que estoy dispuesta a apostar que bajar la temperatura de la harina de almendra ayudaría a que no se quemara.

Leer más  Budin de pan con flan cocineros argentinos

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.