Esperanza de vida de la anemia aplásica

Anemia aplásicaLa anemia aplásica no es un cáncer. Es una enfermedad rara en la que la médula ósea es incapaz de producir las células sanguíneas adecuadas, lo que provoca una pancitopenia (deficiencia de todos los tipos de células sanguíneas). La AA puede aparecer a cualquier edad, pero hay un pico en la adolescencia/principios de la edad adulta, y de nuevo en la vejez. El número de varones diagnosticados de anemia aplásica es ligeramente superior al de las mujeres, y la enfermedad es más frecuente en Extremo Oriente. Los pacientes tratados con éxito de anemia aplásica tienen un mayor riesgo de desarrollar otras enfermedades más adelante, incluido el cáncer.

¿Es curable la anemia aplásica?

La edad media de los pacientes que desarrollan la AA es de unos 60 años. Aunque la AA puede aparecer a cualquier edad, hay un pequeño pico de incidencia en la adolescencia (entre 15 y 20 años), con un segundo pico en personas mayores de 60 años. La incidencia de la AA es similar en hombres y mujeres.

Hay pruebas sólidas de que el daño a las células madre de la médula ósea se inicia por el propio sistema inmunitario del paciente que se ataca a sí mismo y que los responsables son los propios linfocitos T del paciente. Cuando el sistema inmunitario ataca a las propias células del cuerpo, se denomina reacción autoinmunitaria. Esta destrucción inmunitaria de las células madre puede producirse tras una infección vírica o tras la exposición a determinadas toxinas o sustancias químicas del entorno. La AA también se produce en personas con mutaciones genéticas heredadas en los genes que controlan la producción de células sanguíneas. Sin embargo, la mayoría de las veces nunca se identifica una causa definida para estos eventos autoinmunes.

Leer más  10 mejores plantillas para fascitis plantar

Los síntomas de la AA no están causados por el daño a las células madre, sino por la falta de células sanguíneas normales. Los síntomas más comunes son los de la anemia o de las hemorragias debido a un recuento bajo de plaquetas, pero la infección también puede ser un síntoma en el momento del diagnóstico, especialmente si el recuento de neutrófilos es muy bajo.

La anemia aplásica es una leucemia

La anemia aplásica se produce cuando los glóbulos blancos conocidos como células T impiden el crecimiento de las células madre de la sangre. Esto hace que el niño sea incapaz de producir glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas. A diferencia de los síndromes de insuficiencia de la médula ósea heredados, la anemia aplásica suele adquirirse a lo largo de la vida de una persona, ya sea por causas desconocidas o ambientales. La anemia aplásica adquirida puede afectar a los niños, pero se diagnostica con más frecuencia en los adultos. En MSK Kids, ofrecemos los últimos tratamientos para la anemia aplásica, adaptando la terapia de su hijo a sus necesidades para conseguir los mejores resultados y calidad de vida.

Los niños con anemia aplásica pueden tener síntomas que aparecen rápidamente, como fatiga, debilidad, mareos, infecciones y sangrado excesivo. Si sospechamos que su hijo tiene anemia aplásica, le haremos pruebas de sangre y de médula ósea para descartar síndromes hereditarios de insuficiencia de la médula ósea que causan síntomas similares y efectos relacionados.

En muchos casos, no se encuentra una causa subyacente (clasificada como idiopática), pero se sospecha de una destrucción autoinmune de las células madre. En algunos casos, se encuentran mutaciones genéticas heredadas que causan anemia aplásica. Otras causas son:

Leer más  Como dormirse la mano

¿Qué causa la anemia aplásica?

ResumenAntecedentesEl tratamiento con inhibidores de puntos de control inmunitarios ha revolucionado el tratamiento del cáncer en los últimos años. A pesar de sus beneficios clínicos, puede observarse una amplia gama de toxicidades inmunomediadas, incluidas las hematológicas. Aunque la mayoría pueden ser fácilmente manejadas, los eventos adversos inmunomediados raramente pueden ser severos y difíciles de abordar. En este caso, informamos de un caso de anemia aplásica muy grave secundaria al tratamiento con ipilimumab (I) y nivolumab (N) que fracasó a varios tratamientos, incluida la terapia inmunosupresora intensiva.Presentación del casoDescribimos el caso de un varón blanco de 45 años, fumador empedernido, que acudió a la clínica quejándose de dolor en el flanco izquierdo. Se descubrió que tenía un carcinoma de células renales metastásico para el que fue tratado con inmunoterapia dual y que posteriormente se complicó con graves acontecimientos adversos relacionados con la inmunidad. El paciente falleció posteriormente tras fracasar el tratamiento inmunosupresor intensivo.ConclusiónLa inmunoterapia se ha convertido en un pilar establecido del tratamiento del cáncer que mejora el pronóstico de muchos pacientes con variantes de enfermedades malignas. Sin embargo, en raras ocasiones pueden producirse efectos adversos letales. Es nuestro deber, como médicos, mantenernos alerta y ser precavidos.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.