Cardiopatía reumática

La artritis reumatoide tiene una distribución mundial con una prevalencia estimada del 1 al 2%. La prevalencia aumenta con la edad, acercándose al 5% en las mujeres mayores de 55 años. La incidencia media anual en Estados Unidos es de unos 70 por cada 100.000 habitantes. Tanto la incidencia como la prevalencia de la artritis reumatoide son de dos a tres veces mayores en las mujeres que en los hombres. Aunque la artritis reumatoide puede presentarse a cualquier edad, los pacientes suelen verse afectados por primera vez entre la tercera y la sexta décadas.

El caso típico de artritis reumatoide comienza de forma insidiosa, con un desarrollo lento de los signos y síntomas durante semanas o meses. A menudo, el paciente nota por primera vez rigidez en una o más articulaciones, normalmente acompañada de dolor al moverse y de sensibilidad en la articulación. El número de articulaciones afectadas es muy variable, pero casi siempre el proceso es finalmente poliarticular, afectando a cinco o más articulaciones.    Ocasionalmente, los pacientes experimentan un inicio poliarticular explosivo que se produce en 24 a 48 horas.    Otro patrón es una presentación palindrómica, en la que los pacientes describen una inflamación en una o dos articulaciones que puede durar de unos días a semanas y luego desaparecer por completo, para volver más tarde en la misma o en otras articulaciones, con un patrón que aumenta con el tiempo.

Diagnóstico de la artritis reumatoide

La fiebre reumática es una complicación de la faringitis estreptocócica. La lucha contra la infección estreptocócica puede hacer que otras partes del cuerpo se hinchen o se inflamen. Esto puede ocurrir incluso en aquellas partes del cuerpo que no están directamente infectadas por el virus.

Leer más  Cancer de utero edad

Un efecto común y potencialmente peligroso de la fiebre reumática es el daño a las válvulas del corazón. Esto puede provocar el estrechamiento o la fuga de las válvulas del corazón. La válvula mitral (o bicúspide), que permite que la sangre fluya de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo del corazón, es la que se ve afectada con más frecuencia. La válvula aórtica se ve afectada con frecuencia. Las válvulas tricúspide y pulmonar rara vez se ven afectadas.

La investigación se ha centrado en si se trata de una respuesta anormal del sistema inmunitario a los antígenos producidos por algunos tipos de bacterias estreptocócicas. También se está estudiando la posibilidad de que algunas personas tengan una disposición genética a tener esta respuesta.

Aunque es relativamente rara en Estados Unidos, en los últimos 20 años se han producido brotes que solían ocurrir en barrios suburbanos de clase media y blanca o en zonas rurales. Además, parece que están regresando a Estados Unidos cepas más agresivas de estreptococos.

Complicaciones de la fiebre reumática

La fiebre reumática (FR) es una enfermedad inflamatoria que puede afectar al corazón, las articulaciones, la piel y el cerebro[1]. La enfermedad suele aparecer entre dos y cuatro semanas después de una infección de garganta por estreptococos[2]. Los signos y síntomas incluyen fiebre, múltiples articulaciones dolorosas, movimientos musculares involuntarios y, en ocasiones, una erupción característica sin picor conocida como eritema marginado[1]. [El corazón está implicado en aproximadamente la mitad de los casos[1]. El daño a las válvulas del corazón, conocido como cardiopatía reumática (RHD), suele producirse tras repetidos ataques, pero a veces puede ocurrir después de uno[1]. Las válvulas dañadas pueden provocar insuficiencia cardíaca, fibrilación auricular e infección de las válvulas[1].

Leer más  Artrosis nodular de manos

La fiebre reumática puede producirse tras una infección de la garganta por la bacteria Streptococcus pyogenes[1]. Si la infección no se trata, la fiebre reumática se produce en hasta el tres por ciento de las personas[6]. Se cree que el mecanismo subyacente implica la producción de anticuerpos contra los propios tejidos de la persona. [Debido a su genética, algunas personas tienen más probabilidades de contraer la enfermedad cuando se exponen a la bacteria que otras[1]. Otros factores de riesgo son la desnutrición y la pobreza[1]. El diagnóstico de la FR suele basarse en la presencia de signos y síntomas en combinación con la evidencia de una infección estreptocócica reciente[3].

Artritis reumatoide

La fiebre reumática es una enfermedad inflamatoria que se produce tras una amigdalitis causada por una bacteria específica (concretamente, un estreptococo del grupo A). La fiebre reumática suele afectar a las articulaciones y al corazón.

La fiebre reumática puede causar muchos síntomas diferentes, pero los más comunes son la fiebre y el dolor e hinchazón de las articulaciones. Otros síntomas son dolor en el pecho, tos, dificultad para respirar, movimientos involuntarios (corea) y erupción cutánea. La fiebre reumática se trata con antibióticos. Algunos niños con fiebre reumática pueden desarrollar problemas en las válvulas del corazón.

La fiebre reumática se ha vuelto rara en muchos países porque la enfermedad subyacente, una infección bacteriana de las amígdalas, puede tratarse con antibióticos. Sin embargo, sigue siendo común en zonas del mundo donde hay poco acceso a la atención médica y condiciones de hacinamiento. Esta enfermedad suele afectar a niños de entre 5 y 15 años, y es poco frecuente en adultos. Los niños que no reciben un tratamiento adecuado para la amigdalitis bacteriana corren un mayor riesgo de padecer esta afección.

Leer más  Cirugía de muñeca con tornillos

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.