Quiste mixoide

Bultos y protuberancias en los lados de las articulaciones de los dedos, que son duros y óseos, suelen estar asociados a la artrosis. Se denominan nódulos de Bouchard o nódulos de Heberden, dependiendo de

las pequeñas articulaciones afectadas y son frecuentes en los grupos de edad avanzada, especialmente en las mujeres. Los nódulos están causados por un crecimiento excesivo del hueso que se desborda por el borde de la articulación, provocado por el roce de las superficies articulares con el paso del tiempo. Pueden aparecer en uno o ambos lados de la articulación y pueden dar al dedo un aspecto retorcido o torcidoNo siempre son dolorosos pero pueden causar molestias debido a

¿Cómo se diagnostica? Por lo general, es posible saber, por el aspecto de los nódulos y por el tacto de la textura de los mismos, si es probable que estén causados por la osteoartritis.Una radiografía puede confirmar el diagnóstico. La formación de hueso adicional dentro de las articulaciones de los dedos puede verse claramente. Este crecimiento excesivo de hueso se denomina formación de osteofitos y, desgraciadamente, no se conoce ningún tratamiento para eliminarlos, excepto el quirúrgico.Los análisis de sangre no suelen ser necesarios, pero pueden solicitarse para descartar otras afecciones.¿Cuál es el tratamiento? En la mayoría de los casos hay más de un dedo afectado, por lo que el tratamiento

Nódulos de Heberden

Se trata de la masa más común en la mano. Es una “masa” benigna y suele estar asociada a una zona de mayor inflamación, ya sea una vaina tendinosa o una articulación. Suelen tener un tamaño de 1 a 2 cm, son blandos y no suelen ser dolorosos. A menudo surgen en la parte delantera o trasera de la muñeca.

Leer más  Como saber si me he roto una costilla

Pueden estar asociadas a una artritis subyacente y, en esos casos, suelen “crecer” como una salida de la cápsula articular. También pueden verse en los dedos, ya que pueden “abombar” la vaina del tendón o las pequeñas articulaciones de los dedos.

Es importante saber que estos quistes no deben reventarse, concretamente porque están llenos de líquido que puede infectarse. En ocasiones desaparecen con el tiempo. Si persisten y son molestos, se pueden extirpar.

“Tumor” puede ser una palabra que asuste, pero en este caso, simplemente se refiere a “masa”, ya que no se trata de un cáncer maligno. Estas masas suelen tener entre 1 y 2 cm, crecen lentamente y suelen encontrarse en los dedos. No suelen ser dolorosas y pueden extirparse como cirugía ambulatoria si son molestas para los pacientes.

Callo en los nudillos

Los quistes mucosos son pequeños sacos llenos de líquido que se forman en los dedos y suelen desarrollarse en pacientes de 50 a 70 años. El quiste mucoso suele aparecer en la articulación más cercana a la uña, denominada articulación interfalángica distal (DIP), y puede encontrarse en el pulgar o en cualquiera de los otros dedos. Se presenta como un pequeño nódulo, a veces doloroso, en la zona de la articulación DIP. La mayoría de los pacientes que desarrollan un quiste mucoso tienen artritis por desgaste o artrosis de la articulación afectada.

A medida que el quiste mucoso crece, suele tener un aspecto claro debido a la naturaleza del material fluido de las articulaciones, llamado líquido sinovial. El quiste mucoso se produce debido a los osteofitos o espolones óseos que se “besan” en la zona de las articulaciones DIP. Esto está relacionado con la osteoartritis presente con frecuencia en estas articulaciones. Los osteofitos o espolones óseos “besadores” perforan la cápsula de la articulación, haciendo que el líquido claro de la superficie articular se filtre a los tejidos circundantes. Los tejidos forman entonces una cápsula dura conocida como quiste alrededor de este líquido. El quiste suele crecer hacia la zona del pliegue ungueal donde se produce el crecimiento de la placa ungueal. Con frecuencia, se forma una deformidad de la uña en la región del quiste mucoso debido a que presiona la matriz de la uña. El quiste mucoso suele visualizarse directamente en la región debido al adelgazamiento de la piel.

Leer más  Bulto en el dedo gordo de la mano

Protuberancia de los escritores

Los quistes ganglionares son bultos muy comunes en la mano y la muñeca que se producen junto a las articulaciones o los tendones. Las localizaciones más comunes son la parte superior de la muñeca (véase la figura 1), el lado de la palma de la mano, la base del dedo en el lado de la palma y la parte superior de la articulación final del dedo. El quiste ganglionar suele parecerse a un globo de agua sobre un tallo (véase la figura 2), y está lleno de líquido o gel transparente. Se desconoce la causa de estos quistes, aunque pueden formarse en presencia de irritación articular o tendinosa o de cambios mecánicos. Estos quistes pueden cambiar de tamaño o incluso desaparecer por completo, y pueden ser o no dolorosos. Estos quistes no son cancerosos y no se extienden a otras zonas.

El diagnóstico suele basarse en la localización del bulto y su aspecto clínico. Suelen ser ovalados o redondos y pueden ser blandos o muy firmes. Los quistes en la base del dedo, en el lado de la palma de la mano, suelen ser un nódulo muy firme, del tamaño de un guisante, que es sensible a la presión aplicada, como cuando se agarra. A menudo, la luz pasa a través de estos bultos (transiluminación) y esto puede ayudar al diagnóstico. Su médico puede solicitar radiografías para investigar problemas en las articulaciones adyacentes; los quistes en la articulación final del dedo suelen llevar asociado un espolón óseo artrítico.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.