Infección de la bursa

La bursitis de rodilla es la inflamación de un pequeño saco lleno de líquido (bursa) situado cerca de la articulación de la rodilla. Las bursas reducen la fricción y amortiguan los puntos de presión entre los huesos y los tendones, los músculos y la piel cerca de las articulaciones.

La bursitis de rodilla causa dolor y puede limitar su movilidad. El tratamiento de la bursitis de rodilla suele incluir una combinación de prácticas de autocuidado y tratamientos administrados por el médico para aliviar el dolor y la inflamación.

Un golpe fuerte en la rodilla puede hacer que los síntomas aparezcan rápidamente. Pero la mayoría de los casos de bursitis de rodilla son el resultado de la fricción e irritación de la bursa que se produce en los trabajos que requieren arrodillarse mucho sobre superficies duras, por lo que los síntomas suelen comenzar gradualmente y pueden empeorar con el tiempo.

AspiraciónSi su médico sospecha que tiene una infección o gota en la bursa, puede tomar una muestra del líquido de la bursa para analizarla introduciendo una aguja en la zona afectada y drenando parte del líquido. Esto también puede utilizarse como tratamiento.

La bursitis suele mejorar con el tiempo, por lo que el tratamiento suele ir encaminado a aliviar los síntomas. Sin embargo, dependiendo de la causa de la bursitis de rodilla y de la bursa infectada, el médico puede recomendar uno o varios tratamientos.MedicamentosSi la bursitis de rodilla ha sido causada por una infección, el médico le recetará un tratamiento con antibióticos.TerapiaEl médico puede remitirle a un fisioterapeuta o a un especialista en medicina deportiva, que puede ayudarle a mejorar la flexibilidad y a fortalecer los músculos. Esta terapia puede aliviar el dolor y reducir el riesgo de episodios recurrentes de bursitis de rodilla. Las rodilleras protectoras podrían ayudar si no puede evitar arrodillarse, y las mangas compresivas para la rodilla pueden ayudar a reducir la hinchazón.Procedimientos quirúrgicos y de otro tipoLos tratamientos más invasivos para el tratamiento de la bursitis de rodilla incluyen:

Leer más  Como hallar el indice de masa corporal

Bursitis de rodilla deutsch

Suele ocurrir lo siguiente. De repente notas que tu rodilla está hinchada, quizás de forma alarmante. También puede estar sensible, enrojecida y rígida al moverla. Es bastante desagradable. Y con un aspecto bastante desagradable. Y ahora quieres saber qué está pasando, por qué y -lo más importante- cómo tratarlo.

A menos que experimente bursitis, es posible que ni siquiera sepa que tiene unas cosas llamadas bursas (o bursas, según el diccionario). Las bursas son finos “sacos” que se sitúan entre los tejidos, los huesos y las articulaciones del cuerpo. Las tienes en lugares como las caderas, los hombros, los codos, los tobillos y, por supuesto, las rodillas. Su función es proteger el hueso y los tejidos y reducir la fricción.

La bursitis es lo que ocurre cuando uno de esos sacos se irrita. En respuesta, se llena de líquido, lo que hace que el saco se hinche y se inflame. Podría describirse como una especie de mecanismo de defensa contra los traumatismos, que proporciona una amortiguación adicional para proteger el tejido o el hueso subyacente.

La razón más común de la bursitis es, con mucho, una lesión en la zona que rodea estos sacos, a menudo debida a un movimiento repetitivo. Por tanto, cualquier persona que se arrodille mucho, especialmente sobre una superficie dura -es decir, los alicatadores, los colocadores de alfombras o los jardineros- será más vulnerable. Tradicionalmente, esta afección se conocía, y a menudo se sigue conociendo, como rodilla de criada o rodilla de clérigo, debido a la repetición de los movimientos de rodillas (sanitarios o espirituales) que pueden provocarla.

Dolor de rodilla

Un bulto del tamaño de una lima o un pomelo en la parte delantera de la rodilla puede ser un signo de bursitis prepatelar. La bursitis prepatelar se produce cuando la bursa de la parte delantera de la rodilla se inflama y se llena de exceso de líquido.

Leer más  Consecuencias de una mala salud

El cuerpo de un adulto contiene unas 140 bursas.1 La bursa prepatelar está situada en la parte delantera de la rodilla, entre la piel y el hueso de la rótula. Es una de las bursas más propensas a desarrollar bursitis.

Hay muchas razones por las que una bursa prepatelar puede inflamarse, como una irritación repetida, una lesión o una condición inflamatoria subyacente. La irritación repetida por arrodillarse es la razón más común.

La bursitis prepatelar ha recibido el nombre de rodilla de ama de casa, rodilla de alfombrista, rodilla de carbonero y rodilla de carpintero. Estos apodos surgieron porque las personas cuyos trabajos requieren arrodillarse con frecuencia son propensas a la bursitis de rodilla.

Con reposo y tratamiento casero, la hinchazón y otros síntomas causados por la bursitis de rodilla pueden desaparecer en un par de semanas. Puede ser necesario un tratamiento médico si los síntomas persisten más de dos o tres semanas después de iniciar el reposo y el tratamiento casero.

Bursitis infrapatelar

Las bursas son pequeñas bolsas llenas de líquido que reducen la fricción entre dos superficies. Se encuentran en todo el cuerpo y se sitúan entre los huesos y los músculos, como si fueran rodamientos. Permiten que los músculos se muevan libremente al contraerse y relajarse sin estar sometidos a demasiada tensión o fricción.La bursitis de la rodilla provoca dolor e hinchazón, más comúnmente justo debajo, detrás o en el lado de la rodilla.  A continuación, veremos los siguientes aspectos de la bursitis de rodilla:

Los síntomas de la bursitis de rodilla a menudo van y vienen y no siempre son consistentes, lo que puede dificultar el diagnóstico preciso de la bursitis de rodilla específica. A veces, sólo una vez que se han descartado otras afecciones se diagnostica finalmente la bursitis de rodilla.

Leer más  Anemia factores de riesgo

La bursa prepatelar se encuentra directamente delante de la rótula, justo debajo de la piel.  La bursitis prepatelar se conoce como bursitis prepatelar o, más comúnmente, como rodilla de soltera, y provoca dolor e hinchazón en la parte delantera de la rodilla. La bursitis prepatelar es un problema común para las personas que pasan largos periodos arrodilladas, por ejemplo, los colocadores de alfombras o los techadores, debido a la presión continua que pasa por la bursa prepatelar.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.