Cuánto tiempo dura la cirugía de placa de muñeca

J Wrist Surg 2020; 09(02): 150-155DOI: 10.1055/s-0039-1685489Informe de casoThieme Medical Publishers 333 Seventh Avenue, New York, NY 10001, USA.Fijación con tornillos bioabsorbibles de magnesio de fracturas de la estiloides radial: Informe de un casoAdil Turan1

Antecedentes Se pueden utilizar varios tipos de materiales de fijación para las fracturas de la estiloides radial, como la fijación con agujas de Kirschner, la fijación con tornillos, la fijación con placa volar y la fijación con placa de contrafuerte radial específica. Sin embargo, cada una de estas técnicas de fijación tiene ciertas complicaciones que suelen estar relacionadas con la disección quirúrgica o con la aplicación de la fijación y el hardware permanente sintomático. No es infrecuente la retirada del implante secundaria a la irritación de las cabezas de los tornillos prominentes o de las placas voluminosas tras la fijación de la fractura de la estiloides radial.

En este caso se presentan dos pacientes con una fractura aislada de la estiloides radial que fueron tratados con tornillos bioabsorbibles de magnesio (aleación: MgYREZr). En ambos pacientes se logró la unión de la fractura sin ninguna complicación y sin necesidad de retirar el implante.

Problemas tras la cirugía de la muñeca

El tornillo óseo Herbert es un nuevo dispositivo, diseñado para producir la compresión y la fijación rígida de pequeños fragmentos de hueso esponjoso. Al estar completamente enterrado dentro del hueso, puede introducirse a través de la superficie articular de la articulación. No se requiere una segunda operación para retirar el implante. Aunque se desarrolló originalmente para la fijación de fracturas de escafoides, su uso se ha extendido a otros huesos del carpo y a pequeñas fusiones articulares de la mano y la muñeca. La experiencia del autor con esta técnica demuestra que se pueden obtener excelentes resultados cuando la fijación interna rígida permite la movilización temprana de la muñeca y la mano.

Leer más  Causas de vomitar sangre

Extracción de clavos en la muñeca

Tabla 1 Complicaciones de la VLP para el tratamiento de las fracturas distales del radioTabla completaHubo 68 casos de procedimientos secundarios, y la tasa de incidencia fue del 5,8% (68/1175). El tipo de procedimiento más común fue la liberación del túnel carpiano (19, 1,6%), seguido de la refijación de la placa/tornillo (14, 1,2%), la retirada de la placa/tornillo antes de lo previsto (8, 0,7%), el desbridamiento de la herida (6, 0,5%) y, otros (Tabla 2).

Tabla 2 Procedimiento secundario tras la fijación con VLP de fracturas distales de radioTabla de tamaño completoLas figuras 1 y 2 mostraban 2 casos típicos de pérdida de reducción que afectaban a la fosa lunar y provocaban un escalón articular y el desplazamiento tardío que daba lugar a la formación de una brecha en la superficie articular.

Fig. 1A Una mujer de 57 años se fracturó la muñeca izquierda en una colisión con una bicicleta eléctrica. Las radiografías preoperatorias (a y b) mostraban una fractura AO tipo C2 del radio distal. Las radiografías postoperatorias inmediatas (c y d) mostraban una reducción y fijación aceptables. Las radiografías postoperatorias de 1 mes (e y f) no mostraron evidencia de pérdida de reducción. Las radiografías postoperatorias a los 6 meses y el TAC mostraron una evidente formación de una brecha en la superficie articular (4,28 mm).

Clavos en la cirugía de la muñeca

Cuando una muñeca se rompe, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para devolver los huesos a su posición y que se curen bien. La fractura de radio distal y la fractura de escafoides son dos tipos comunes de fracturas de muñeca que requieren cirugía.

Leer más  Acido hialuronico para articulaciones

En el caso de una fractura de radio distal, la cirugía es necesaria si el hueso está tan fuera de su sitio que no puede corregirse con una escayola. Suele implicar la realización de una incisión para acceder directamente a los huesos rotos y mejorar su alineación. Se utilizan dispositivos de fijación interna, como placas, varillas o tornillos, para mantener la posición adecuada de los huesos durante la curación. A veces se utiliza un marco estabilizador externo para mantener los huesos en su sitio.

Si los huesos del escafoides están fuera de su posición, es necesario operar. La cirugía se denomina reducción abierta y fijación interna.  En este procedimiento, el cirujano alinea los extremos de los huesos e inserta un tornillo metálico para mantener el escafoides en su sitio hasta que el hueso esté completamente curado. En ocasiones, se necesita un injerto óseo para ayudar a la curación. El injerto se toma del antebrazo o de la cadera, se coloca entre el escafoides roto y se fija con un tornillo metálico, permitiendo que los huesos se fusionen.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.