Vómito proyectil

Merck & Co., Inc. con sede en Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocida como MSD fuera de EE.UU. y Canadá) es un líder mundial de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual se publicó por primera vez en 1899 como un servicio a la comunidad. El legado de este gran recurso continúa como el Manual de MSD fuera de los Estados Unidos y Canadá.  Obtenga más información sobre nuestro compromiso con el conocimiento médico mundial.

Dispepsia

Los vómitos se producen cuando el contenido del estómago del niño sube por el esófago y sale por la boca. Aunque las náuseas pueden acompañar a los vómitos en los adultos y los niños mayores, los niños menores de 3 años no suelen ser capaces de decir si tienen náuseas. La mayoría de las veces los vómitos no son graves. El tratamiento casero suele aliviar el malestar de su hijo.

No hay que confundir los vómitos de un bebé con la regurgitación. Los vómitos son fuertes y repetidos. La regurgitación puede parecer fuerte, pero suele producirse poco después de la alimentación, no supone ningún esfuerzo y no causa ninguna molestia.

La mayoría de los vómitos en los niños están causados por una enfermedad viral del estómago (gastroenteritis). Un niño con una enfermedad estomacal también puede tener otros síntomas, como diarrea, fiebre y calambres estomacales. Con el tratamiento casero, los vómitos suelen cesar en 12 horas. La diarrea puede durar unos días o más.

Leer más  Bolita enfrente de la rodilla

Los vómitos también pueden estar causados por una infección en otra parte del cuerpo, como la faringitis estreptocócica, la neumonía o una infección del tracto urinario. En raras ocasiones, los vómitos pueden ser síntoma de una enfermedad grave, como una obstrucción del tubo digestivo (estenosis pilórica), una infección (meningitis) del líquido (líquido cefalorraquídeo) y los tejidos (meninges) que rodean el cerebro y la médula espinal, o el síndrome de Reye.

Vómito amarillo

Los vómitos pueden ser causados por muchos factores diferentes, pero la gastroenteritis viral (“gastro”) es la causa más común de vómitos repentinos en los niños. Los vómitos provocados por una gastroenteritis viral suelen desaparecer en un par de días, pero la diarrea suele prolongarse.

Los bebés suelen vomitar pequeñas cantidades de comida después de alimentarse: es lo que se conoce como posseting o reflujo. Ocurre sin ningún esfuerzo, a diferencia del vómito, que implica contracciones fuertes del estómago para sacar el contenido del mismo.

Los vómitos en los niños suelen ir acompañados de otros síntomas, como la diarrea. Informe a su médico de cualquier síntoma que su hijo experimente junto con los vómitos, ya que puede ayudar al diagnóstico. Algunos otros síntomas que pueden aparecer junto con los vómitos en los niños son

Los niños pueden vomitar en proyectil. Los vómitos en proyectil son aquellos que salen de la boca con tanta fuerza que pueden recorrer más de un metro. Un niño que vomita en forma de proyectil debe ser llevado directamente al servicio de urgencias de un hospital.

Vómitos del niño

Qué hacer cuando su hijo tiene vómitosCuando su hijo vomita (vomita), es normal que se preocupe o se inquiete. Pero los vómitos no suelen deberse a un problema de salud importante. Los vómitos suelen estar causados por una infección vírica o una intoxicación alimentaria. Suelen durar sólo uno o dos días. La mayor preocupación cuando tu hijo vomita es la deshidratación (muy poco líquido en el cuerpo). Esta hoja le indica lo que puede hacer para que su hijo se sienta mejor y se mantenga hidratado. ¿Cómo se tratan los vómitos en casa? Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijoLlame al proveedor de atención médica de su hijo de inmediato si su hijo, que por lo demás está sano, presenta alguno de los siguientes síntomas Síntomas de deshidrataciónFiebre y niñosUtilice siempre un termómetro digital para comprobar la temperatura de su hijo. Nunca utilice un termómetro de mercurio. En el caso de los bebés y niños pequeños, asegúrese de utilizar correctamente un termómetro rectal. Un termómetro rectal puede agujerear (perforar) accidentalmente el recto. También puede transmitir los gérmenes de las heces. Siga siempre las instrucciones del fabricante del producto para utilizarlo correctamente. Si no se siente cómodo tomando la temperatura rectal, utilice otro método. Cuando hable con el profesional sanitario de su hijo, dígale qué método ha utilizado para tomarle la temperatura. Estas son las pautas para la temperatura de la fiebre. La temperatura del oído no es precisa antes de los 6 meses de edad. No tome la temperatura oral hasta que su hijo tenga al menos 4 años. Lactante menor de 3 meses:Niño de 3 a 36 meses:Niño de cualquier edad:

Leer más  Consumo de alcohol consecuencias

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.