Tendinitis de inserción del tendón de Aquiles

Este artículo ha sido redactado por Laura Flinn. Laura Flinn es entrenadora personal certificada por la Academia Nacional de Medicina Deportiva (NASM), entrenadora de rendimiento deportivo de halterofilia olímpica de EE.UU. y nutricionista certificada de fitness, con una cualificación adicional como entrenadora de suspensión TRX. Laura dirige su propio programa de entrenamiento personal con sede en el área de la bahía de San Francisco y se especializa en temas como la pérdida de peso, el crecimiento muscular, el entrenamiento cardiovascular y el entrenamiento de fuerza.

La tendinitis de Aquiles es un problema que puede causar un gran dolor en la parte posterior del tobillo y el talón del pie. Estirar la zona puede ser de gran ayuda para reducir este dolor. Al estirar para la tendinitis de Aquiles, es importante estirar el propio tendón y los músculos de la pantorrilla. Con una combinación de estos tipos de estiramientos y cambios en el estilo de vida, se puede eliminar la mayor parte del dolor de la tendinitis de Aquiles.

Este artículo ha sido redactado por Laura Flinn. Laura Flinn es entrenadora personal certificada por la Academia Nacional de Medicina del Deporte (NASM), entrenadora de rendimiento deportivo de halterofilia olímpica de EE.UU. y nutricionista de fitness certificada, con una cualificación adicional como entrenadora de suspensión TRX. Laura dirige su propio programa de entrenamiento personal con sede en el área de la bahía de San Francisco y se especializa en temas como la pérdida de peso, el crecimiento muscular, el entrenamiento cardiovascular y el entrenamiento de fuerza. Este artículo ha sido visto 28.974 veces.

Leer más  Bulto duro en el dedo gordo del pie

Tendinitis de Aquiles o fascitis plantar

La tendinitis de Aquiles es una afección que provoca dolor en la parte posterior del tobillo o del talón debido a una inflamación aguda del tendón de Aquiles. Este tendón es una estructura gruesa y fibrosa que conecta los músculos de la pantorrilla (el gastrocnemio y el sóleo) con el hueso del talón (el calcáneo).

Existen dos tipos de tendinitis de Aquiles: la de inserción y la de porción media. La tendinitis de inserción se produce cuando el dolor se localiza en el lugar en el que el tendón de Aquiles se une al talón, mientras que la tendinitis de porción media provoca dolor entre 2 y 6 centímetros por encima de esta zona.

Afortunadamente, la mayoría de los casos de tendinitis del tendón de Aquiles pueden tratarse eficazmente con ejercicios de fisioterapia. En este artículo, revisaremos algunas de las técnicas basadas en la investigación que se utilizan para tratar esta afección.

Los músculos tensos de la pantorrilla ejercen una tensión adicional sobre el tendón de Aquiles durante los movimientos diarios y la actividad física intensa. Por ello, los fisioterapeutas recomiendan ejercicios para aumentar o recuperar la flexibilidad de los músculos de la pantorrilla.

Los estudios demuestran que estirar los músculos de la pantorrilla y los tendones que rodean el tobillo puede ayudar a reducir el dolor asociado a la tendinitis de inserción del tendón de Aquiles. También puede ser útil para la tendinitis de porción media, aunque la investigación aún no es concluyente al respecto.

Dolor de Aquiles

El tendón de Aquiles recorre la parte posterior de la pierna y conecta los dos principales músculos de la pantorrilla, conocidos como gastrocnemio y sóleo, con la parte posterior del hueso del talón. El tendón de Aquiles es necesario no sólo para apuntar con los dedos del pie, sino también para impulsarse hacia delante en un movimiento explosivo, como esprintar, bucear, saltar o montar en bicicleta.

Leer más  10 consecuencias de la anemia

El tendón de Aquiles puede ser propenso a las lesiones, como la tendinitis y la rotura, si no es lo suficientemente fuerte para soportar las exigencias que se le imponen. También puede empezar a debilitarse después de años de uso excesivo o cuando se expone a altas dosis de corticosteroides.

Incluso si no eres un atleta, mantener el tendón de Aquiles flexible puede ayudar a prevenir la marcha plana que algunas personas desarrollan. Antes de emprender cualquier tipo de estiramiento, es importante seguir tres sencillas reglas:

Esta sencilla rutina utiliza la gravedad para estirar lentamente el tendón de Aquiles más allá de su posición neutral. También es excelente para fortalecer las pantorrillas. Está demostrado que fortalecer los músculos es incluso mejor que estirarlos para reducir el riesgo de lesiones.  Este ejercicio le ofrece ambas cosas.

Tendinopatía de Aquiles

Se reclutó a 50 participantes de entre 40 y 60 años con un historial de fascitis plantar superior a 1 mes. Fueron distribuidos aleatoriamente y de forma prospectiva en 2 grupos. El grupo 1 recibió instrucciones de estirar el tendón de Aquiles, mientras que el grupo 2 estiró simultáneamente el tendón de Aquiles y la fascia plantar.

Después de 4 semanas de ambos protocolos de estiramiento, los participantes del grupo 2 demostraron un umbral de dolor por presión significativamente mayor que los participantes del grupo 1 ( P = .040) con un análisis post hoc. No se demostraron diferencias significativas entre los grupos en otras variables ( P > .05). En lo que respecta a las comparaciones dentro del grupo, ambas intervenciones dieron lugar a reducciones significativas del dolor al dar el primer paso por la mañana y del dolor medio en la región plantar medial del calcáneo durante las últimas 24 horas, mientras que se produjeron aumentos en el umbral del dolor por presión, la puntuación de la escala analógica visual del pie y el tobillo y la amplitud de movimiento en la dorsiflexión del tobillo ( P < 0,001). Más participantes del grupo 2 describieron sus síntomas como muy mejorados o completamente mejorados que los del grupo 1.

Leer más  Como me contagie de vih

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.