Cardiac deutsch

Tabla 1 Consecuencias sistémicas de la parada cardíacaTabla de tamaño completoDurante la reanimación, la relación entre la oxigenación tisular, la demanda energética y la función celular es compleja y está estrictamente relacionada con el pH intracelular.Las evidencias relativas a los niveles y cambios de oxígeno y dióxido de carbono durante y después de la parada cardíaca, así como de los objetivos óptimos de dióxido de carbono y oxigenación, son escasas, pero los cambios fisiopatológicos mencionados durante la parada cardíaca pueden ayudar a orientar la práctica clínica (Fig. 5).

Reimpresiones y permisosAcerca de este artículoCite este artículoRobba, C., Siwicka-Gieroba, D., Sikter, A. et al. Pathophysiology and clinical consequences of arterial blood gases and pH after cardiac arrest.

ICMx 8, 19 (2020). https://doi.org/10.1186/s40635-020-00307-1Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Deportes de parada cardiaca súbita

La mayoría de las personas que sufren una parada cardíaca no sobreviven. Entre los que lo hacen, hay riesgo de disfunción neurológica, lesión cerebral, trastornos de la conciencia, déficits neurocognitivos, cambios en la calidad de vida, así como en el bienestar físico y psicológico.

La consecuencia neurológica más común de la parada cardíaca se conoce como lesión cerebral hipóxico-isquémica. Este tipo de lesión, que es una de las principales causas de discapacidad significativa o muerte tras la reanimación, recibe su nombre por el factor que la desencadena (falta de oxígeno o hipoxia) y su impacto en las células, conocido como isquemia. A ésta le sigue la lesión por reperfusión. Este tipo de lesión cerebral se produce cuando se reinicia el corazón y es el resultado de la interacción del oxígeno, que ahora se devuelve al cerebro, con metabolitos altamente reactivos producidos en el cerebro durante el periodo de parada cardíaca.1 El resultado final es el daño neuronal y la muerte.

Leer más  Corpiño para enderezar la espalda

Cuanto más tiempo permanezca una persona con un flujo sanguíneo o de oxígeno limitado en el cerebro, mayor será la acumulación de estos metabolitos reactivos y mayor será el potencial de lesión por reperfusión cuando el oxígeno vuelva al cerebro. Además de la muerte celular, los cambios químicos en el cerebro durante la parada cardíaca y la reperfusión pueden desencadenar un edema cerebral, o hinchazón del cerebro, junto con una grave constricción de los vasos sanguíneos (vasoespasmo) en el cerebro. Ambas cosas interrumpen el flujo de sangre y el suministro de oxígeno al cerebro, lo que agrava aún más la lesión.

Parada cardíaca súbita

La mayoría de las personas que sufren una parada cardíaca no sobreviven. Entre los que lo hacen, hay riesgo de disfunción neurológica, lesión cerebral, trastornos de la conciencia, déficits neurocognitivos, cambios en la calidad de vida, así como en el bienestar físico y psicológico.

La consecuencia neurológica más común de la parada cardíaca se conoce como lesión cerebral hipóxico-isquémica. Este tipo de lesión, que es una de las principales causas de discapacidad significativa o muerte tras la reanimación, recibe su nombre por el factor que la desencadena (falta de oxígeno o hipoxia) y su impacto en las células, conocido como isquemia. A ésta le sigue la lesión por reperfusión. Este tipo de lesión cerebral se produce cuando se reinicia el corazón y es el resultado de la interacción del oxígeno, que ahora se devuelve al cerebro, con metabolitos altamente reactivos producidos en el cerebro durante el periodo de parada cardíaca.1 El resultado final es el daño neuronal y la muerte.

Leer más  Aleteo en el corazon

Cuanto más tiempo permanezca una persona con un flujo sanguíneo o de oxígeno limitado en el cerebro, mayor será la acumulación de estos metabolitos reactivos y mayor será el potencial de lesión por reperfusión cuando el oxígeno vuelva al cerebro. Además de la muerte celular, los cambios químicos en el cerebro durante la parada cardíaca y la reperfusión pueden desencadenar un edema cerebral, o hinchazón del cerebro, junto con una grave constricción de los vasos sanguíneos (vasoespasmo) en el cerebro. Ambas cosas interrumpen el flujo de sangre y el suministro de oxígeno al cerebro, lo que agrava aún más la lesión.

Ataque cardíaco deutsch

Información del autorAfiliacionesAutoresContribucionesCW realizó las búsquedas bibliográficas, la evaluación de la calidad y el análisis e interpretación de los datos y redactó el manuscrito. NE contribuyó sustancialmente al diseño de la revisión y a la revisión crítica del manuscrito. Todos los autores aprobaron la versión final del manuscrito.Autor correspondienteCorrespondencia a

Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se dé el crédito correspondiente al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. La renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos puestos a disposición en este artículo, a menos que se indique lo contrario.

Reimpresiones y permisosAcerca de este artículoCite este artículoWelbourn, C., Efstathiou, N. ¿Cómo afecta la duración de la reanimación cardiopulmonar al daño cerebral en pacientes que sobreviven a una parada cardíaca? Una revisión sistemática.

Leer más  Calzado comodo que se usa en casa

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.