Alopecia del bebé

Cada bebé es único y cada niño se desarrolla de forma diferente. Sin embargo, los padres se preocupan a menudo de si sus hijos se están desarrollando correctamente. En circunstancias normales, un niño en desarrollo puede enfrentarse a varios problemas que pueden ser tan graves como las infecciones o tan difíciles de entender como la caída del cabello.

La caída del cabello suele descartarse como un problema “simple”. Sin embargo, la caída del cabello de un niño, si no es natural, puede afectar al niño de numerosas maneras, especialmente en el plano psicológico. Es esencial entender si la pérdida del cabello de su hijo es normal o si hay algo más que pueda necesitar su atención.

En los primeros seis meses después del nacimiento, el niño perderá lo que se conoce como pelo de nacimiento. Es el pelo con el que nace el bebé, y este pelo está destinado a caerse. La caída de pequeñas cantidades de pelo después de este periodo también se considera normal. Al igual que los adultos, es de esperar que los niños pierdan algo de pelo.

Si la caída del cabello es excesiva y no está relacionada con el cabello de nacimiento del bebé, puede ser motivo de preocupación. Esto puede requerir asistencia médica, pero antes de ir a consultar a su médico, es mejor evaluar las posibles causas de la caída del cabello en su bebé.

Pérdida de cabello a los 16 años

Cuerpo del artículoCasi todos los recién nacidos pierden parte o la totalidad del cabello. Esto es normal y esperable. El pelo del bebé se cae antes de que aparezca el pelo maduro. Por lo tanto, la pérdida de cabello que se produce en los primeros seis meses de vida no es motivo de preocupación.

Leer más  Bebe de 18 meses

Lo más habitual es que el bebé pierda el pelo cuando se frota el cuero cabelludo contra el colchón o cuando se golpea la cabeza. Cuando empiece a moverse más y a sentarse o a dejar de lado este comportamiento de frotarse o golpearse la cabeza, este tipo de pérdida de pelo se corregirá por sí sola.

Muchos bebés también pierden pelo en la parte posterior del cuero cabelludo a los cuatro meses, ya que su pelo crece a tiempos y ritmos diferentes. En casos muy raros, los bebés pueden nacer con alopecia (pérdida de pelo), que puede producirse por sí sola o asociada a ciertas anomalías de las uñas y los dientes. Más adelante, en la infancia, la caída del cabello puede deberse a medicamentos, a una lesión del cuero cabelludo o a un problema médico o nutricional.

Un niño mayor también puede perder el pelo si se lo trenzan con demasiada fuerza o se tira de él con demasiada fuerza al peinarlo o cepillarlo. Algunos niños (menores de tres o cuatro años) se retuercen el pelo como un hábito reconfortante y pueden arrancarlo inocentemente. Otros niños (normalmente mayores) pueden arrancarse el pelo a propósito, pero niegan haberlo hecho, o simplemente pueden no ser conscientes de que lo están haciendo; esto suele ser una señal de estrés emocional, que debes comentar con tu pediatra.

Qué color de pelo tendrá mi bebé

Durante los primeros meses de vida de tu bebé, parece que cambia cada día. Algunos de esos cambios son emocionantes: ganan peso, sonríen cuando te miran y sostienen la cabeza por sí solos, por nombrar algunos.

Quizá uno de los cambios más preocupantes sea la caída del cabello del bebé. La noche anterior, tu bebé parece estar bien. A la mañana siguiente, sin embargo, notas una pequeña mata de pelo en su cuna. ¿Es un signo de un problema mayor? ¿Debes preocuparte?

Leer más  Calcetines que no aprieten

Antes de ir corriendo al pediatra, te aseguramos que la caída de pelo del bebé es completamente normal. Se les cae el pelo por la misma razón que a ti se te cayó durante el embarazo (o que se te caerá cuando llegue el pequeño): las hormonas.

Pero, ¿qué es exactamente la caída del cabello del bebé y por qué se produce? ¿Qué deben hacer los padres preocupados si su bebé empieza a quedarse calvo? Los expertos de Mustela responden a estas preguntas y disipan todos tus temores sobre la caída del cabello del bebé.

Antes de entrar en los detalles de la caída del cabello del bebé, es importante señalar que el término científico para esta condición es efluvio telógeno. Este término puede ser engañoso y alarmante, ya que el efluvio telógeno puede utilizarse para referirse a una amplia variedad de pérdidas de cabello en bebés, niños y adultos.

El retroceso del cabello del bebé

He aquí por qué ocurre: El cabello tiene una fase de crecimiento y otra de reposo. La etapa de crecimiento dura unos tres años y la de reposo unos tres meses (aunque lo normal es que dure entre uno y seis meses). Durante la etapa de reposo, el pelo permanece en el folículo hasta que empieza a salir el pelo nuevo.

Entre el 5 y el 15 por ciento del cabello del cuero cabelludo suele estar en la fase de reposo en un momento dado, pero el estrés, la fiebre o un cambio hormonal pueden hacer que un gran número de cabellos dejen de crecer a la vez. La muda comienza cuando se inicia la siguiente fase de crecimiento, unos tres meses después.

Leer más  Besar a los niños en la boca psicologia

Si notas que tu bebé tiene calvas, observa la forma en que se sienta y duerme. Si siempre duerme en la misma posición o tiende a sentarse con la parte posterior de la cabeza contra el asiento del bebé, puede perder pelo en esa zona. También puede desarrollar una calva si se frota la cabeza contra el colchón.

Si la calvicie se debe a que tu bebé pasa demasiado tiempo en la misma posición, intenta alternar la forma en que duerme durante las siestas y por la noche. Si sueles acostarle con la cabeza en un extremo de la cuna, prueba a acostarle con la cabeza en el otro extremo cada dos noches. Tu bebé girará de forma natural la cabeza hacia un lado para mirar fuera de la cuna, por lo que descansará sobre una parte diferente de su cabeza.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.