7 mitos sobre tratamientos estéticos desmitificados

En torno a los tratamientos estéticos giran desde hace años varios rumores que generan muchas dudas. Algunos de ellos están muy extendidos, e incluso se consideran verdades demostradas, pero no lo son.

La medicina estética es un campo que ha crecido muchísimo, tanto en popularidad como en avances tecnológicos y tratamientos. Pero, con este crecimiento, también han surgido numerosos mitos y malentendidos. Algunos de ellos llevan tanto tiempo circulando que en muchos casos se consideran verdades demostradas, pero no dejan de ser rumores infundados.

Los profesionales de Mesomedic, que cuentan con una clínica estética en Manacor y otro centro en Mallorca, han reunido los 7 mitos más comunes sobre tratamientos estéticos para acabar con todas las dudas y tomar decisiones informadas.

Mito número 1: Los tratamientos estéticos son solo para mujeres

Aunque a lo largo de la historia las mujeres han sido las principales consumidoras de estos tratamientos, cada vez hay más hombres que se unen a esta tendencia. Procedimientos como la rinomodelación, el diseño de labios o la eliminación de manchas no son exclusivos de un género, y pueden beneficiar a cualquier persona que busque una mejora en su apariencia.

Mito número 2: La medicina estética es solo para personas mayores

Al contrario de la creencia popular, los tratamientos estéticos no están limitados por la edad. De hecho, muchos procedimientos tienen un enfoque preventivo, y pueden beneficiar a personas relativamente jóvenes. Algunos de estos ayudan a tratar imperfecciones como el acné o a proteger la piel del daño por radiación solar.

Mito número 3: Los tratamientos son dolorosos y requieren tiempo de inactividad

La mayoría de tratamientos de medicina estética son muy poco invasivos, y están diseñados para ser lo menos dolorosos posible. Además, muchos de ellos no necesitan tiempo de inactividad, permitiendo a los pacientes retomar sus actividades cotidianas casi de inmediato.

Leer más  Como medir la masa muscular

Mito número 4: Técnicas como el bótox paralizan la expresión del rostro

Cuando se dejan en manos de profesionales cualificados, los neuromoduladores como el bótox relajan los músculos faciales sin eliminar la capacidad de expresión. El resultado puede ser una apariencia más suave y rejuvenecida sin afectar la expresividad natural del rostro.

Mito número 5: Los tratamientos estéticos son soluciones permanentes

Si bien algunos de los tratamientos pueden ofrecer resultados duraderos, la mayoría requieren mantenimiento para preservar los efectos a largo plazo. Es muy importante tener expectativas realistas y entender que la medicina estética puede requerir sesiones de seguimiento.

Mito número 6: La medicina estética y la cirugía estética son lo mismo

La medicina estética se centra en procedimientos no invasivos o mínimamente invasivos que no requieren anestesia ni hospitalización. Por otro lado, la cirugía estética implica intervenciones quirúrgicas más complejas, a menudo con tiempos de hospitalización o reposo.

Mito número 7: Los tratamientos estéticos son superficiales y no tienen beneficios para la salud

Además de mejorar la apariencia, muchos tratamientos estéticos pueden ser beneficiosos para la salud, como la mejora de la calidad de la piel y el bienestar psicológico al aumentar la autoestima y la confianza en uno mismo.

En conclusión, la medicina estética es una disciplina médica seria y en constante evolución, que ofrece una amplia gama de tratamientos. Desmitificar conceptos erróneos es fundamental para entender de verdad lo que puede hacer por alguien. Y es fundamental consultar siempre con profesionales cualificados para obtener resultados óptimos.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.