Extirpación de ganglios

Se trata de la masa más común en la mano. Es una “masa” benigna y suele estar asociada a una zona de mayor inflamación, ya sea una vaina tendinosa o una articulación. Suelen tener un tamaño de 1 a 2 cm, son blandos y no suelen ser dolorosos. A menudo surgen en la parte delantera o trasera de la muñeca.

Pueden estar asociadas a una artritis subyacente y, en esos casos, suelen “crecer” como una salida de la cápsula articular. También pueden verse en los dedos, ya que pueden “abombar” la vaina del tendón o las pequeñas articulaciones de los dedos.

Es importante saber que estos quistes no deben reventarse, concretamente porque están llenos de líquido que puede infectarse. En ocasiones desaparecen con el tiempo. Si persisten y son molestos, se pueden extirpar.

“Tumor” puede ser una palabra que asuste, pero en este caso, simplemente se refiere a “masa”, ya que no se trata de un cáncer maligno. Estas masas suelen tener entre 1 y 2 cm, crecen lentamente y suelen encontrarse en los dedos. No suelen ser dolorosas y pueden extirparse como cirugía ambulatoria si son molestas para los pacientes.

Bulto en el dorso de la mano

La contractura de Dupuytren (también llamada enfermedad de Dupuytren) es un engrosamiento anormal de la piel de la palma de la mano en la base de los dedos. Esta zona engrosada puede convertirse en un bulto duro o una banda gruesa. Con el tiempo, puede hacer que uno o más dedos se curven (se contraigan), o que tiren hacia los lados o hacia dentro de la palma.

El médico medirá y registrará la ubicación de los nódulos y bandas en la palma de la mano. Con una herramienta especial, medirá el grado de curvatura o contracción de los dedos. También puede medir la amplitud de movimiento de los dedos.

Leer más  Anemia en bebés lactantes síntomas

La contractura de Dupuytren no tiene cura. La enfermedad no es peligrosa. Muchas personas no reciben tratamiento. Pero el tratamiento de la contractura de Dupuytren puede retrasar la enfermedad o ayudar a aliviar los síntomas.

Jefe de Carpal

Acceda a servicios ortopédicos más amplios y de mayor calidad gracias a los esfuerzos combinados de dos potentes proveedores, impulsados para proporcionar un modelo de asociación entre médicos independientes y sistemas de salud en el Gran Cincinnati.

Sometemos nuestras manos a muchas cosas, por lo que no es de extrañar que de vez en cuando aparezcan bultos y protuberancias en los dedos, la muñeca y la mano. Es importante que un médico examine cualquier anomalía de la mano. Aunque muchos bultos y protuberancias pueden ser inofensivos, algunos pueden ser signos de enfermedades graves.

Los bultos y protuberancias de los dedos y la mano pueden ser indicios de muchas lesiones y problemas de salud diferentes, que van desde picaduras de bichos inflamadas hasta crecimientos cancerosos. Sin embargo, muchas de las causas más comunes de las anomalías anatómicas en los dedos, la muñeca y la mano están provocadas por afecciones subyacentes como la artritis reumatoide, la artrosis o la tendinitis.

El tratamiento de los bultos y protuberancias de los dedos y la mano dependerá totalmente de la causa subyacente de las anomalías. Algunos bultos y protuberancias, como los quistes ganglionares o los nódulos de Dupuytren, pueden incluso desaparecer por sí solos. Si los bultos son dolorosos o reducen su capacidad para realizar actividades, su médico puede recomendarle los siguientes tratamientos:

Golpe bíblico

Un hombre de unos 40 años acudió a su médico de cabecera con una historia de cambios en la piel y dos bultos en su mano izquierda, que habían estado presentes durante varios años. Pensaba que los síntomas se debían a un traumatismo repetido tras cargar cubos pesados como parte de su trabajo. Los bultos nodulares habían aumentado de tamaño recientemente. En los meses anteriores a la remisión, el paciente comenzó a experimentar una fuerte sensación de ardor en los nódulos de la mano, que le interrumpía el sueño.La exploración de la mano reveló una zona de atadura de la piel con un engrosamiento palpable en la profundidad de la misma en la palma de la mano sobre la eminencia hipotenar (fig. 1, fig. 2). Se encontraron dos pequeños bultos eritematosos, uno proximal a la lesión principal en el pliegue de la muñeca y otro en el borde cubital de la eminencia hipotenar. Además, el paciente presentaba adormecimiento en el borde cubital de la mano, el dedo meñique y la mitad del dedo anular, y debilidad en los músculos intrínsecos de la mano (interóseos palmar y dorsal). Tenía … Ver Texto Completo

Leer más  Adormecimiento del lado izquierdo del cuerpo

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.