Tratamiento de la neumonía

Es posible que asocie la neumonía con escenas dramáticas de películas en las que hay estancias prolongadas en el hospital, tiendas de oxígeno y familiares susurrando en apiñamientos junto a la cama. Es cierto que la neumonía puede ser grave. Pero lo más frecuente es que la neumonía sea una infección que puede tratarse fácilmente en casa sin tener que ir al hospital.

La neumonía es una infección de los pulmones. Cuando una persona tiene neumonía, el tejido pulmonar puede llenarse de pus y otros líquidos, lo que dificulta que el oxígeno de los sacos de aire del pulmón (alvéolos) llegue al torrente sanguíneo. Con la neumonía, una persona puede tener dificultad para respirar y tener tos y fiebre; ocasionalmente, el dolor de pecho o abdominal y los vómitos también son síntomas.

La neumonía suele estar causada por virus, como el virus de la gripe y el adenovirus. Otros virus, como el virus sincitial respiratorio (VSR) y el metapneumovirus humano, son causas comunes de neumonía en niños pequeños y bebés.

Las bacterias, como el Streptococcus pneumoniae, también pueden causar neumonía. Las personas con neumonía bacteriana suelen estar más enfermas que las que padecen neumonía vírica, pero pueden tratarse con medicamentos antibióticos.

Neumonía covid

El diagnóstico suele hacerse en función de los antecedentes sanitarios recientes (como una operación, un resfriado o la exposición a viajes) y del alcance de la enfermedad. En función de estos factores, el médico puede diagnosticar la neumonía simplemente con una historia clínica y un examen físico exhaustivos. Para confirmar el diagnóstico se pueden utilizar las siguientes pruebas:

Leer más  Borbotones en el corazon

El tratamiento depende del tipo de neumonía que tenga. La mayoría de las veces, la neumonía se trata en casa, pero los casos graves pueden tratarse en el hospital. Los antibióticos se utilizan para la neumonía bacteriana. Los antibióticos también pueden acelerar la recuperación de la neumonía por micoplasma y de algunos casos especiales. La mayoría de las neumonías víricas no tienen un tratamiento específico. Suelen mejorar por sí solas.

Es más probable que tenga complicaciones si es un adulto mayor, un niño muy pequeño, tiene el sistema inmunitario debilitado o tiene un problema médico grave como diabetes o cirrosis. Las complicaciones pueden ser:

Neumonía química

CausaLos virus, las bacterias, los hongos o (en casos raros) los parásitos u otros organismos pueden causar neumonía. En las personas que tienen el sistema inmunitario deteriorado, la neumonía puede estar causada por otros organismos, incluidas algunas formas de hongos, como el Pneumocystis jiroveci (antes llamado Pneumocystis carinii). Este hongo suele causar neumonía en personas con SIDA. Algunos médicos pueden sugerir una prueba del VIH si creen que el Pneumocystis jiroveci está causando la neumonía. ¿Cómo se contrae la neumonía? Se puede contraer neumonía: La nariz y la garganta de una persona sana suelen contener bacterias o virus que causan neumonía. La neumonía puede desarrollarse cuando estos organismos se extienden a los pulmones mientras éstos tienen más probabilidades de estar infectados. Ejemplos de momentos en los que esto puede ocurrir son durante o poco después de un resfriado o si tiene una enfermedad de larga duración (crónica), como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Puede contraer neumonía en su vida cotidiana, por ejemplo en la escuela o el trabajo (neumonía asociada a la comunidad) o cuando está en un hospital o residencia de ancianos (neumonía asociada a la asistencia sanitaria). El tratamiento puede ser diferente en el caso de la neumonía asociada a la asistencia sanitaria, porque las bacterias que causan la infección en los hospitales pueden ser diferentes de las que la causan en la comunidad. Este tema se centra en la neumonía asociada a la comunidad.

Leer más  Broncodilatadores de accion prolongada

La neumonía es mortal

La neumonía es una infección que afecta a uno o ambos pulmones. Hace que los sacos de aire, o alvéolos, de los pulmones se llenen de líquido o pus. Las bacterias, los virus o los hongos pueden causar neumonía. Los síntomas pueden ir de leves a graves y pueden incluir tos con o sin mucosidad (una sustancia viscosa), fiebre, escalofríos y dificultad para respirar. La gravedad de la neumonía depende de su edad, su estado de salud general y la causa de la infección.

Para diagnosticar la neumonía, el médico revisará su historial médico, le hará un examen físico y le pedirá pruebas de diagnóstico, como una radiografía de tórax. Esta información puede ayudar a su médico a determinar el tipo de neumonía que padece.

El tratamiento de la neumonía puede incluir antibióticos o medicamentos virales o fúngicos. La recuperación de la neumonía puede llevar varias semanas. Si los síntomas empeoran, debe acudir al médico de inmediato. Si tiene una neumonía grave, puede que tenga que ir al hospital para que le administren antibióticos por vía intravenosa y le den oxígeno.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.