Cómo conseguir dedos largos

El dolor y la rigidez debidos a la artritis en la(s) mano(s) pueden afectar a la capacidad de una persona para hacer cualquier cosa, desde preparar las comidas hasta utilizar el teléfono móvil. Reconocer los síntomas de la artrosis de la mano y obtener un diagnóstico preciso son los primeros pasos para recibir tratamiento y facilitar las tareas cotidianas.

Las personas con artritis de la mano suelen quejarse de dolor localizado en los pulgares, los nudillos (DIP/PIP) y/o las muñecas. La rigidez puede empeorar tras períodos de inactividad. Las tareas cotidianas, como utilizar un teléfono inteligente o abotonar una camisa, pueden resultar más difíciles de realizar.

Una persona con artrosis de mano puede notar que la(s) mano(s) afectada(s) parece(n) más débil(es) de lo que era antes de que aparecieran los síntomas de la artrosis. Agarrar y pellizcar objetos puede ser más difícil. Por ejemplo, una persona puede tener problemas para abrir tarros o girar la llave de contacto de un coche.

Cuando la artritis modifica las estructuras óseas y de tejido blando de la muñeca, una zona de la muñeca llamada túnel carpiano puede encogerse, haciéndose más estrecha. A medida que el túnel se encoge, aprieta el nervio que lo atraviesa, provocando entumecimiento y/u hormigueo en el pulgar, el dedo índice, el dedo largo y la mitad del dedo anular.

Artrosis de manos

La mano y la muñeca tienen múltiples articulaciones pequeñas que trabajan juntas para producir movimiento, incluido el movimiento fino necesario para enhebrar una aguja o atar un cordón de zapato. Cuando las articulaciones se ven afectadas por la artritis, las actividades de la vida diaria pueden resultar difíciles. La artritis puede aparecer en muchas zonas de la mano y la muñeca y puede tener más de una causa.

Leer más  Como saber si una persona murió de un infarto

Las articulaciones sanas se mueven con facilidad gracias a un tejido liso y resbaladizo llamado cartílago articular. El cartílago cubre los extremos de los huesos y proporciona una superficie de deslizamiento suave para la articulación. Esta superficie lisa está lubricada por un líquido de aspecto y tacto similar al aceite. Lo produce el revestimiento de la articulación, llamado sinovia.

Cuando la artritis se produce por una enfermedad, la aparición de los síntomas es gradual y el cartílago disminuye lentamente. Las dos formas más comunes de artritis por enfermedad son la artrosis y la artritis reumatoide.

La osteoartritis es mucho más frecuente y suele afectar a las personas mayores. También conocida como artritis por “desgaste”, la artrosis hace que el cartílago se desgaste. Aparece con un patrón predecible en determinadas articulaciones.

Dolor en la articulación de la mano

Si está desarrollando artritis, el dolor será el primer signo y el más notable. Junto con el dolor, las articulaciones empezarán a ponerse rígidas y a hincharse como resultado del exceso de líquido sinovial que se acumula en las propias articulaciones. En etapas posteriores, pueden empezar a aparecer nódulos y bultos de hueso en las articulaciones, pero todo ello irá precedido por el dolor y la hinchazón, por lo que lo sabrá mucho antes de que aparezcan los nódulos.¿Puede lo que como afectar al desarrollo de la Artritis?

Aunque la relación entre la alimentación y determinadas afecciones no suele ser más que un cuento de viejas, en el caso de la artritis existen relaciones clínicas reales entre los alimentos que comemos y el desarrollo de la artritis. La artritis es una enfermedad inflamatoria, y uno de los efectos más comunes que pueden tener algunos alimentos en el organismo es el de provocar inflamación. Cuando se ingieren alimentos que provocan esto, se pueden exacerbar los síntomas de la artritis ya subyacente. Los alimentos ricos en grasas, como la comida rápida frita y procesada, los carbohidratos refinados y el azúcar refinado pueden provocar la inflamación de los tejidos y aumentar el dolor y otros síntomas de la artritis, por lo que es mejor evitarlos.¿Tengo que operarme para solucionar la artritis?

Leer más  Como quitar una uña morada

Cómo conseguir unos dedos más finos

La artrosis, el trastorno articular más común, se conoce como artritis por “desgaste”. Hace que el cartílago protector de los extremos de los huesos se rompa y se desgaste. Con el tiempo, los huesos de la articulación se rozan y provocan dolor, hinchazón e inflamación.

Los brotes tienden a aparecer y desaparecer, y la gravedad puede variar desde dolores sordos hasta dolores agudos. Puede parecer una leyenda urbana, pero los cambios de tiempo, como la humedad y la presión barométrica, pueden desencadenar síntomas en algunas personas, aunque no se sabe por qué. La hora del día también puede influir, ya que la rigidez tiende a ser peor por la mañana.

¿Qué aumenta el riesgo de padecer artrosis de manos? El tiempo es el principal culpable: alrededor del 25% de los hombres experimentan algún grado de dolor y rigidez en la mano a los 85 años. Pero hay otros factores que pueden influir, como los antecedentes familiares de artrosis y las lesiones pasadas en la mano, especialmente las fracturas cerca de la articulación.

Un examen físico y una radiografía suelen ser suficientes para confirmar la artrosis de la mano. Desgraciadamente, en la mayoría de los casos no se puede revertir la artrosis, ni siquiera ralentizar su progresión. Pero eso no significa que esté indefenso. Las siguientes estrategias pueden ayudar a controlar los brotes.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.