Síntomas de la cirrosis hepática

El hígado es un órgano vital que realiza muchas funciones importantes. La cirrosis es una cicatrización permanente del hígado causada por una serie de enfermedades y afecciones hepáticas, como la hepatitis y el abuso del alcohol. Aunque es incurable, el diagnóstico y el tratamiento tempranos pueden detener o retrasar su avance, minimizar los daños y reducir las complicaciones.

Si tiene cirrosis hepática, es importante que evite el consumo de alcohol para prevenir mayores daños en el hígado. Reduzca la sal y asegúrese de comer mucha fruta y verdura fresca, así como proteínas magras. Es buena idea tomar comidas y tentempiés ricos en proteínas con frecuencia, cada 3 o 4 horas.

Para ayudar a prevenir la cirrosis, limite el consumo de alcohol a las cantidades diarias recomendadas y vacúnese contra la hepatitis B. Practique el sexo seguro y utilice prácticas seguras con las agujas (es decir, no comparta) para prevenir la infección por hepatitis.

Cirrosis deutsch

Por lo tanto, si padece esta enfermedad, lo que come y bebe cada día es especialmente importante, sobre todo porque componentes como las proteínas, el sodio y el azúcar exigen que el hígado trabaje más, una demanda que quizá ya no pueda satisfacer.

Un plan de dieta para la cirrosis debe elaborarse con la ayuda de su médico y otros miembros de su equipo sanitario, como un dietista titulado, para asegurarse de que se nutre adecuadamente y de que evita las opciones que pueden empeorar su estado y afectar a su salud.

El hígado tiene más de 500 funciones, lo que lo convierte en uno de los órganos más vitales. Si el hígado está dañado por la cirrosis, no es capaz de realizar con eficacia una de sus tareas más importantes: ayudar al cuerpo a obtener la nutrición de los alimentos que ingiere.

Leer más  A veces yo gomito

Una dieta para la cirrosis puede ayudar a proporcionar una nutrición adecuada, reducir la cantidad de trabajo que el hígado tiene que hacer, frustrar las complicaciones relacionadas y prevenir un mayor daño hepático. Las investigaciones han demostrado que las personas con enfermedades hepáticas que no se nutren adecuadamente tienen más probabilidades de sufrir complicaciones de la cirrosis, incluida la muerte.

Lanceta para la cirrosis hepática

Los médicos no tienen tratamientos específicos que puedan curar la cirrosis. Sin embargo, pueden tratar muchas de las enfermedades que causan la cirrosis. Algunas de las enfermedades que causan la cirrosis pueden curarse. El tratamiento de las causas subyacentes de la cirrosis puede evitar que ésta empeore y ayudar a prevenir la insuficiencia hepática. Un tratamiento exitoso puede mejorar lentamente algunas de las cicatrices del hígado.

Los médicos suelen tratar las causas de la cirrosis con medicamentos. Su médico le recomendará que deje de realizar actividades como beber alcohol y tomar ciertos medicamentos que pueden haber causado la cirrosis o que pueden empeorarla.

Si padece una enfermedad del hígado graso no alcohólico, su médico puede recomendarle que pierda peso. La pérdida de peso mediante una alimentación sana y una actividad física regular puede reducir la grasa en el hígado, la inflamación y las cicatrices.

Si tiene hepatitis C crónica, su médico puede recetarle uno o más medicamentos aprobados para tratar la hepatitis C desde 2013. Los estudios han demostrado que estos medicamentos pueden curar la hepatitis C crónica en un 80 a 95 por ciento de las personas con esta enfermedad.5

Etapas de la cirrosis hepática

¿Qué es la cirrosis? La cirrosis se produce cuando el tejido cicatricial sustituye al tejido hepático sano. La cirrosis es una enfermedad hepática de larga duración (crónica). El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo. El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo y se encuentra debajo de las costillas, en el lado derecho del vientre. Con el tiempo, el hígado no puede funcionar como debería y, en los casos más graves, está tan dañado que deja de funcionar. En los casos más graves, el hígado se daña tanto que deja de funcionar, lo que se denomina insuficiencia hepática. ¿Cuáles son los síntomas de la cirrosis? Los síntomas pueden variar en función de la gravedad de la cirrosis. La cirrosis leve puede no causar ningún síntoma.Los síntomas pueden incluir:Los síntomas de la cirrosis pueden parecerse a otros problemas de salud. Consulte siempre a su médico para estar seguro.¿Cómo se diagnostica la cirrosis? Su médico examinará su estado de salud anterior. Su proveedor de atención médica examinará su salud anterior y le hará un examen físico:

Leer más  Adormecimiento de brazo izquierdo

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.