Tumor de células gigantes

Los tumores de la base del cráneo suelen crecer en el interior del cráneo, pero en ocasiones se forman en el exterior. Pueden originarse en la base del cráneo como un tumor primario o propagarse allí desde un cáncer en otra parte del cuerpo como un tumor cerebral metastásico.

El compartimento central de la base del cráneo (fosa craneal media) contiene la silla turca, una estructura ósea en forma de silla de montar en la base del cráneo donde se encuentra la glándula pituitaria. Los tumores que surgen en esta zona se denominan tumores de la silla turca y pueden incluir:

Los condromas son tumores benignos muy raros formados por cartílago óseo que se encuentran en el cráneo. Tanto la base del cráneo como los senos paranasales contienen cartílago. Los condromas pueden desarrollarse en este cartílago, normalmente en personas de entre 10 y 30 años.

Estos tumores crecen lentamente, pero con el tiempo pueden hacer que el hueso se fracture o crezca demasiado, creando presión sobre el cerebro. En raras ocasiones, los condromas pueden convertirse en una enfermedad cancerosa denominada condrosarcomas.

Los encefaloceles son protuberancias en forma de saco de parte del cerebro y las meninges a través de aberturas en el cráneo. Estos raros defectos de nacimiento se producen cuando el tubo neural, en el que se forman el cerebro y la médula espinal, no se cierra completamente durante el desarrollo fetal. La piel o, con menos frecuencia, una fina membrana, cubre el saco fuera del cráneo.

Cáncer de bulto

La causa de los tumores óseos es desconocida. Suelen aparecer en zonas del hueso que crecen rápidamente. En la mayoría de los casos, no se encuentra una causa específica.Los osteocondromas son los tumores óseos no cancerosos (benignos) más comunes. Se dan con mayor frecuencia en personas jóvenes de entre 10 y 20 años.Los cánceres que se inician en los huesos se denominan tumores óseos primarios. Los cánceres óseos que se originan en otra parte del cuerpo (como la mama, los pulmones o el colon) se denominan tumores óseos secundarios o metastásicos. Se comportan de forma muy diferente a los tumores óseos primarios.Los cánceres que se extienden con más frecuencia al hueso son los cánceres de:Estas formas de cáncer suelen afectar a personas mayores.El cáncer de hueso es más común en personas que tienen antecedentes familiares de cánceres.Síntomas

Leer más  Broncodilatadores de accion prolongada

Algunos tumores óseos benignos desaparecen por sí solos y no necesitan tratamiento. Su médico le vigilará de cerca. Es probable que necesite pruebas de imagen periódicas, como radiografías, para ver si el tumor se reduce o crece. El tratamiento de los tumores óseos cancerosos que se han extendido desde otras partes del cuerpo depende del lugar en el que se originó el cáncer. Puede administrarse radioterapia para prevenir las fracturas o aliviar el dolor. La quimioterapia puede utilizarse para prevenir fracturas o la necesidad de cirugía o radiación.Los tumores que se inician en el hueso son raros. Tras la biopsia, suele ser necesaria una combinación de quimioterapia y cirugía. La radioterapia puede ser necesaria antes o después de la cirugía.Grupos de apoyo

Osteocondroma

El osteosarcoma es el tipo de cáncer óseo más común, y representa alrededor del 3% de los cánceres que se producen en los niños. Aunque otros tipos de cáncer pueden llegar a extenderse a partes del esqueleto, el osteosarcoma es uno de los pocos que realmente comienzan en los huesos y a veces se extienden (o hacen metástasis) a otros lugares, normalmente a los pulmones u otros huesos.

Dado que el osteosarcoma suele desarrollarse a partir de los osteoblastos (las células que fabrican el hueso en crecimiento), suele afectar a los adolescentes que dan un estirón. Los niños tienen más probabilidades de padecer un osteosarcoma que las niñas, y la mayoría de los casos de osteosarcoma afectan a la rodilla.

La mayoría de los osteosarcomas surgen de errores aleatorios e imprevisibles en el ADN de las células óseas en crecimiento durante las épocas de intenso crecimiento óseo. En la actualidad no existe una forma eficaz de prevenir este tipo de cáncer. Pero con el diagnóstico y el tratamiento adecuados, la mayoría de los niños con osteosarcoma se recuperan.

Leer más  Anemia sintomas y tratamiento

Los niños que han heredado uno de los raros síndromes cancerígenos también tienen un mayor riesgo de padecer osteosarcoma. Estos síndromes incluyen el retinoblastoma (un tumor maligno que se desarrolla en la retina, una parte del ojo, generalmente en niños menores de 2 años) y el síndrome de Li-Fraumeni (un tipo de mutación genética heredada, o cambio en los genes de una persona).

Tumor óseo maligno

Biopsia: Para comprobar si el tumor es un adamantinoma, el médico realizará una biopsia, tomando una pequeña muestra del tumor con una aguja. Un experto, llamado patólogo, estudiará las células de la muestra bajo el microscopio para ver de qué tipo de tumor se trata.

Cuando sea posible, el cirujano extraerá el tumor y no tocará las partes sanas del cuerpo, pero a veces es necesario extirpar el miembro con el tumor de adamantinoma.  La extremidad puede reconstruirse con cirugía para mantener la función, pero los detalles de este proceso serán diferentes para cada persona.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.