Polea A1

El dedo en maza, también conocido como dedo en martillo o dedo PLF o dedo de Hannan, es una lesión del tendón extensor en la articulación más alejada del dedo.[2] Esto provoca la incapacidad de extender la punta del dedo sin empujarla.[3] Generalmente hay dolor y hematomas en la parte posterior de la articulación más alejada del dedo.[3]

El dedo en martillo suele ser el resultado de una flexión excesiva de la punta del dedo[3]. Normalmente, esto ocurre cuando una pelota golpea un dedo extendido y lo atasca[3], lo que da lugar a un desgarro del tendón o a que el tendón se desprenda de un trozo de hueso[3]. El diagnóstico suele basarse en los síntomas y se apoya en radiografías[3].

El tratamiento suele consistir en una férula que mantiene la punta del dedo recta de forma continuada durante 8 semanas.[3] Se permite que la articulación media se mueva.[3] Esto debe iniciarse a la semana de la lesión.[3] Si el dedo se dobla durante estas semanas, la curación puede tardar más.[3] Si se ha arrancado un trozo grande de hueso, puede recomendarse la cirugía.[3] Sin el tratamiento adecuado puede producirse una deformidad permanente del dedo.[2]

Dedo de mazo deutsch

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero permanece en gran medida sin verificar porque carece de suficientes citas en línea correspondientes. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Mayo 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La hipermovilidad, también conocida como doble articulación, describe las articulaciones que se estiran más de lo normal. Por ejemplo, algunas personas hipermóviles pueden doblar los pulgares hacia atrás hasta las muñecas, doblar las articulaciones de las rodillas hacia atrás, poner la pierna detrás de la cabeza o realizar otros “trucos” de contorsionismo. Puede afectar a una o varias articulaciones de todo el cuerpo.

Leer más  50 ng ml cuanto es

Las articulaciones hipermóviles son comunes y se dan en alrededor del 10 al 25% de la población, [2] pero en una minoría de personas, el dolor y otros síntomas están presentes. Esto puede ser un signo de lo que se conoce como síndrome de hipermovilidad articular (SMC)[3] o, más recientemente, trastorno del espectro de la hipermovilidad (TEA). Las articulaciones hipermóviles son una característica de los trastornos genéticos del tejido conectivo, como el trastorno del espectro de la hipermovilidad (HSD) o los síndromes de Ehlers-Danlos (EDS). Hasta que se introdujeron nuevos criterios de diagnóstico, el síndrome de hipermovilidad se consideraba a veces idéntico al síndrome de Ehlers-Danlos tipo hipermóvil/EDS tipo 3. Como ninguna prueba genética puede distinguir las dos afecciones y debido a la similitud de los criterios de diagnóstico y los tratamientos recomendados, muchos expertos recomiendan que se reconozcan como la misma afección hasta que se realicen más investigaciones[4][5].

Nódulo de Notta

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Boutonniere deformity” – news – newspapers – books – scholar – JSTOR (October 2008) (Learn how and when to remove this template message)

La deformidad de Boutonniere es una posición deformada de los dedos de las manos o de los pies, en la que la articulación más cercana al nudillo (la articulación interfalángica proximal, o PIP) está permanentemente doblada hacia la palma de la mano, mientras que la articulación más lejana (la articulación interfalángica distal, o DIP) está doblada hacia atrás (flexión PIP con hiperextensión DIP). Las causas incluyen lesiones,[1] afecciones inflamatorias como la artritis reumatoide y afecciones genéticas como el síndrome de Ehlers-Danlos[2].

Leer más  Como saber si me fracture un dedo del pie

Dedo del ligamento anular

Tendinopatía, un tipo de trastorno de los tendones que provoca dolor, inflamación y deterioro de la función[3][1] El dolor suele empeorar con el movimiento[6] Se produce con mayor frecuencia alrededor del hombro (tendinitis del manguito de los rotadores, tendinitis del bíceps), el codo (codo de tenista, codo de golfista), la muñeca, la cadera, la rodilla (rodilla de saltador, tendinopatía del poplíteo) o el tobillo (tendinitis de Aquiles)[3][7][2].

Las causas pueden ser una lesión o actividades repetitivas.[3] Los grupos de riesgo son las personas que realizan trabajos manuales, los músicos y los atletas.[8] Las causas menos comunes son la infección, la artritis, la gota, las enfermedades de la tiroides y la diabetes.[9] El diagnóstico suele basarse en los síntomas, la exploración y, en ocasiones, en las imágenes médicas.[4] Unas semanas después de la lesión queda poca inflamación, y el problema subyacente está relacionado con la debilidad o la alteración de las fibrillas del tendón.[10]

El tratamiento puede incluir reposo, AINE, entablillado y fisioterapia[5]. Con menor frecuencia, pueden aplicarse inyecciones de esteroides o cirugía[5]. Aproximadamente el 80% de los pacientes se recuperan por completo en seis meses[2]. La tendinopatía es relativamente frecuente[3]. Las personas mayores son las más afectadas[8].

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.