Síntomas de la tendinitis

La tendinitis del hombro es una inflamación del manguito rotador y/o del tendón del bíceps. La tendinitis del hombro suele ser el resultado de un pellizco del tendón por las estructuras circundantes. La tendinitis del hombro suele producirse en ciertos deportes que requieren que el brazo se mueva por encima de la cabeza repetidamente, como en el béisbol, el levantamiento de pesas, los deportes de raqueta y ciertas brazadas de natación. La lesión puede variar desde una inflamación leve hasta la afectación de la mayor parte del manguito rotador.

Cuando el tendón del manguito rotador se inflama y engrosa, lo que también se conoce como tendinitis del manguito rotador, puede quedar atrapado bajo el acromion (el techo, o punto más alto, del hombro que está formado por una parte de la escápula, u omóplato).

Además de una historia clínica completa y una exploración física, los procedimientos de diagnóstico de la tendinitis del hombro pueden incluir una radiografía (una prueba de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película), una resonancia magnética (RM) y/o una ecografía.

Tendinitis del bíceps

La bursitis y la tendinitis son afecciones que también se conocen como síndromes reumáticos de los tejidos blandos. Un síndrome es un grupo de signos y síntomas que aparecen juntos e indican un problema concreto. Este tipo de síndrome produce dolor, hinchazón o inflamación en los tejidos y estructuras que rodean una articulación, como los tendones, ligamentos, bursas y músculos.

Dado que las estructuras afectadas por los síndromes reumáticos de tejidos blandos están cerca de las articulaciones, el dolor en estas zonas puede confundirse con la artritis. La diferencia entre la artritis y la bursitis y las tendinitis es el origen de la inflamación.    La artritis es una inflamación en la propia articulación, mientras que la bursitis, la tendinitis y otros síndromes reumáticos de los tejidos blandos implican una inflamación en los tejidos y las estructuras que rodean una articulación.

Leer más  Congestion alcoholica que hacer

La mayoría de estas afecciones se producen repentinamente, pueden durar días, semanas o más, y luego desaparecen. Pueden volver a aparecer en el mismo lugar o en otras partes del cuerpo. Muchos de los síndromes desaparecen por sí solos.

La bursitis es la inflamación o irritación de una bursa, un pequeño saco situado entre un hueso y el músculo, la piel o el tendón. La bursa permite un deslizamiento suave entre estas estructuras. A continuación se describen algunos de los tipos específicos de bursitis.

Tendinitis del manguito de los rotadores

Una de las molestias físicas más comunes es el dolor de hombro. El hombro está formado por varias articulaciones combinadas con tendones y músculos que permiten una gran amplitud de movimiento en el brazo. Como el hombro está formado por tantas estructuras diferentes, es vulnerable a muchos problemas diferentes. El manguito rotador es una fuente frecuente de dolor en el hombro.

El dolor del manguito de los rotadores es común tanto en atletas jóvenes como en personas de mediana edad. Los atletas jóvenes que utilizan los brazos por encima de la cabeza para nadar, jugar al béisbol y al tenis son especialmente vulnerables. También son susceptibles de padecerlo quienes levantan objetos repetidamente o realizan actividades con el brazo por encima de la cabeza, como colgar papel, construir o pintar.

El dolor del manguito de los rotadores suele provocar una inflamación y sensibilidad local en la parte delantera del hombro. Puede haber dolor y rigidez al levantar el brazo. También puede haber dolor cuando se baja el brazo desde una posición elevada.

Después de comentar sus síntomas y su historial médico, su médico le examinará el hombro. Comprobará si está sensible en alguna zona o si hay alguna deformidad. Para medir la amplitud de movimiento de su hombro, su médico le hará mover el brazo en varias direcciones diferentes. También comprobará la fuerza del brazo.

Leer más  Como curar la neumonia

Tratamiento de la tendinitis

Los tendones son muy importantes para el movimiento. Sin ellos, nuestros músculos no podrían tirar del resto del cuerpo cuando se contraen. Por desgracia, al igual que el resto de nuestros tejidos, son susceptibles de sufrir lesiones.

Si los tendones se inflaman después de una lesión deportiva o por un uso excesivo, puedes acabar sufriendo una tendinitis. Siga leyendo para conocer algunos de los síntomas más graves de la tendinitis que no debe ignorar.

Si empieza a notar molestias constantes en el lugar donde se unen el codo y el antebrazo, podría tratarse de un tipo de tendinitis llamado epicondilitis lateral. Conocida comúnmente como “codo de tenista” o “codo de golfista”, esta afección se produce cuando los tendones que rodean la articulación del codo sufren microdesgarros por el uso excesivo. Esto provoca dolor, hinchazón y dificultad para agarrar y recoger objetos.

Sin embargo, no es necesario ser un atleta para desarrollar esta afección. Cualquier movimiento repetitivo en el que se utilice el codo puede ser el culpable. La gente acaba teniendo codo de tenista por pintar, trabajar en el jardín, cocinar e incluso tocar instrumentos de cuerda.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.