La neumonía es contagiosa

Una autorización de uso de emergencia (EUA) permite a la FDA autorizar productos médicos no aprobados o usos no aprobados de productos médicos aprobados para ser utilizados en una emergencia de salud pública declarada cuando no hay alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles.

Los estudios de reproducción animal han mostrado un efecto adverso en el feto y no hay estudios adecuados y bien controlados en humanos, pero los beneficios potenciales pueden justificar el uso en mujeres embarazadas a pesar de los riesgos potenciales.

Existen pruebas positivas de riesgo fetal en humanos basadas en datos de reacciones adversas procedentes de la experiencia de investigación o comercialización o de estudios en humanos, pero los beneficios potenciales pueden justificar el uso en mujeres embarazadas a pesar de los riesgos potenciales.

Los estudios en animales o en humanos han demostrado anormalidades fetales y/o hay evidencia positiva de riesgo fetal en humanos basada en datos de reacciones adversas de la experiencia de investigación o de comercialización, y los riesgos involucrados en el uso en mujeres embarazadas claramente superan los beneficios potenciales.

Tiene un alto potencial de abuso. Tiene un uso médico actualmente aceptado en el tratamiento en los Estados Unidos o un uso médico actualmente aceptado con severas restricciones. El abuso puede conducir a una dependencia psicológica o física grave.

El virus de la neumonía

Es posible que asocie la neumonía con escenas dramáticas de películas en las que hay estancias prolongadas en el hospital, tiendas de oxígeno y familiares susurrando en apuros junto a la cama. Es cierto que la neumonía puede ser grave. Pero lo más frecuente es que la neumonía sea una infección que puede tratarse fácilmente en casa sin tener que ir al hospital.

Leer más  Consecuencias de la anemia wikipedia

La neumonía es una infección de los pulmones. Cuando alguien tiene neumonía, el tejido pulmonar puede llenarse de pus y otros fluidos, lo que dificulta que el oxígeno de los sacos de aire del pulmón (alvéolos) llegue al torrente sanguíneo. Con la neumonía, una persona puede tener dificultad para respirar y tener tos y fiebre; ocasionalmente, el dolor de pecho o abdominal y los vómitos también son síntomas.

La neumonía suele estar causada por virus, como el virus de la gripe y el adenovirus. Otros virus, como el virus sincitial respiratorio (VSR) y el metapneumovirus humano, son causas comunes de neumonía en niños pequeños y bebés.

Las bacterias, como el Streptococcus pneumoniae, también pueden causar neumonía. Las personas con neumonía bacteriana suelen estar más enfermas que las que padecen neumonía vírica, pero pueden tratarse con medicamentos antibióticos.

La neumonía es mortal

La neumonía es una infección pulmonar. Suele estar causada por un virus o una bacteria. Estos gérmenes hacen que los sacos de aire de los pulmones se llenen de líquido (flema o mucosidad) (Imagen 1). Esto dificulta la respiración y hace que tu hijo tosa.

La neumonía se transmite a través de personas infectadas que llevan los gérmenes en gotas de líquido en la garganta, la nariz o la boca. La persona infectada tose los gérmenes en el aire. Su hijo respira los gérmenes o entra en contacto directo con la saliva o la mucosa de la persona infectada al tocar algo. Es posible contraer la neumonía de alguien que no sabe que está enfermo. La neumonía no se “contagia” por salir a la calle sin abrigo.

Leer más  Bulto en el brazo que duele al tocarlo

La neumonía se produce con mayor frecuencia durante los meses fríos, cuando los niños pasan la mayor parte del tiempo en el interior, en estrecho contacto con otras personas. Los niños menores de 2 años son los que corren mayor riesgo de padecer neumonía. Casi todos se recuperan completamente con la atención médica adecuada.

El médico suele diagnosticar la neumonía en función de la época del año y de los síntomas del niño, observando su respiración y escuchando sus pulmones. Para comprobar si se trata de una neumonía bacteriana, puede hacerse una radiografía de tórax, un análisis de sangre y otras pruebas.

Ejercicio sobre la neumonía

El propósito de la Biblioteca Médica de Southern Cross es proporcionar información de carácter general para ayudarle a entender mejor ciertas condiciones médicas. Busque siempre el consejo médico específico para el tratamiento apropiado para usted. Esta información no pretende relacionarse específicamente con el seguro o los servicios de atención médica proporcionados por Southern Cross. Para ver más artículos, vaya a la página del índice de la Biblioteca Médica.

La neumonía suele tratarse en casa con antibióticos, pero algunos casos pueden requerir un tiempo de hospitalización y pueden provocar la muerte.    Existen vacunas contra algunos de los agentes infecciosos más comunes que causan neumonía.

La neumonía es una infección de los sacos aéreos de los pulmones y está causada por bacterias, virus o, raramente, hongos. La mayoría de los casos de neumonía están causados por bacterias, normalmente el Streptococcus pneumonia (enfermedad neumocócica), pero la neumonía vírica es más frecuente en los niños.

La neumonía puede desarrollarse cuando una persona respira pequeñas gotas que contienen organismos causantes de la neumonía. También puede ocurrir cuando las bacterias o los virus que normalmente están presentes en la boca, la nariz y la garganta entran en los pulmones.

Leer más  Como son los clavos quirurgicos

Relacionados

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.