Canelones vegetarianos

Hace muchos años, en algún momento de la administración Reagan, tuve una de esas máquinas manuales para extender la masa de la pasta. Era un dolor de cabeza y no la usé con mucha frecuencia antes de abandonarla por completo, pero mientras la usaba hice fideos de lasaña que crearon una lasaña de verduras increíblemente ligera y delicada. Una lasaña que incluso podría llamarse etérea.

Después de un largo período sin hacer pasta, el año pasado compré un libro de cocina de Marcella Hazan (y luego otro y otro -¿sabes cuánto me gusta poder comprar libros usados baratos en Amazon? Basándome en una recomendación de uno de los libros de Marcella Hazan, compré un rodillo para pasta que se conectaba a una batidora KitchenAid, pero antes de que pudiera usar el rodillo para pasta, se descubrió que los ratones habían anidado en nuestra estufa, lo que prácticamente mató cualquier deseo que tuviera de pasar largas horas en la cocina haciendo pasta. De hecho, se detuvo casi toda la actividad de la cocina.

Variantes de canelones

Estos últimos días la gente ha estado celebrando muchas graduaciones en todo el país, y he tenido la suerte de ser parte de toda la emoción. Hace dos semanas, mi hijo, Eduardo, se graduó de su maestría. No hay palabras para describir la felicidad y el orgullo que siento por él, y puedo entender lo que muchos padres como yo han sentido, viendo a sus hijos perseguir sus sueños y hacerlos realidad.

Leer más  Bandeja de verduras para sopa

Para esta ocasión, empezamos la fiesta con unas cuantas botellas de Champagne, y muchos tipos de magdalenas. Y luego, tras una merecida siesta, mi hijo se despertó dispuesto a celebrar un poco más. En Perú hay una fuerte influencia culinaria italiana, y los platos de pasta son los favoritos en muchos hogares, incluido el nuestro. Así que para este día especial, planeé hacer canelones de acelga, rellenos de ricotta y acelga, cubiertos de salsa de tomate y coronados con queso parmesano. Es delicioso y alimenta fácilmente a una multitud, servido con una buena ensalada verde al lado.

Llevaba tiempo queriendo compartir esta receta aquí, pero por una u otra razón, nunca lo había hecho. Esta fue la ocasión perfecta para prepararla y fotografiarla, ya que pasamos el día con la mujer de mi hijo y sus suegros. Ellos vienen de una familia italiana y algunas de las recetas italianas/peruanas en nuestro libro, The Everything Peruvian Cookbook, son viejas recetas que obtuvimos de ellos (incluyendo la receta de los canelones).

Canelones sin queso

1. Poner los huevos y la harina en el bol de un procesador de alimentos. Pulse hasta que parezca arena húmeda. Retirar. Presionar con las manos y amasar durante 1 minuto hasta conseguir una bola lisa. 4. Cubrir con papel film y reposar en la nevera durante 30 minutos.

5. Enrollar la pasta hasta obtener un grosor de 2-3 mm, ya sea en una máquina de pasta o con un rodillo. Cortar la pasta en 16 rectángulos de 4×10 cm, espolvorearlos con harina de sémola y reservarlos (pero no demasiado tiempo, porque la pasta se secará).

Leer más  Cena san valentin recetas

6. Extender unas cucharadas de salsa sobre la base de una bandeja o fuente de horno de 19 x 28 cm. Poner 2-3 cucharadas de relleno a lo largo del lado corto de la pasta y enrollarla para que quede bien cerrada. Colocar el lado de la costura hacia abajo en la bandeja de horno. Repita la operación con el resto de los ingredientes hasta obtener una capa. No superponer. Utilice dos bandejas de horno si le sobran ingredientes. Cubra los canelones con la salsa para que cada rollo quede bien cubierto. Añade un poco de agua si crees que no tienes suficiente salsa.

Canelones fáciles

Los canelones con acelgas y queso ricotta son un plato realmente sabroso y apetecible. Representan una mezcla perfecta entre la cocina de la abuela y la cocina moderna. Excelentes para las comidas de los domingos, son perfectos para asombrar a sus invitados.

Corta las hojas y añádelas en una sartén en la que has frito el bacon cortado finamente con piñones, pasas y ajo; prolonga la cocción unos minutos y añade la crema de nueces, pimienta y sal. Mezclar los huevos y el parmesano en un cúter hasta conseguir una crema aterciopelada y no demasiado espesa. En una olla grande hervir el agua y sazonar con sal, cocer la pasta. Engrasar una bandeja de horno con mantequilla y salvia. Con una espumadera disponer los canelones recién escurridos, rellenarlos antes con un poco de queso provola para que queden bien abiertos, y luego con la ayuda de una manga pastelera, rellenarlos con la crema de ricotta y acelgas. Pasar la sartén por el horno durante unos minutos para que el queso se derrita y se forme una bonita costra sobre la crema. Colocar los canelones en una fuente y servir.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.