Receta de pastel de goteo

El problema es que el chocolate blanco -una mezcla de azúcar, manteca de cacao, productos lácteos, vainilla y una sustancia grasa llamada lecitina- tiene un punto de combustión bajo. El chocolate blanco se quema a 110 F, mientras que las formas más oscuras de chocolate se funden a 115 F. Esos pocos grados pueden marcar realmente la diferencia.

Si no está familiarizado con la caldera doble, se trata de un recipiente especial compuesto por dos partes: una cacerola que contiene agua caliente y un bol que se ajusta firmemente a la cacerola. El chocolate blanco colocado en el bol superior se derretirá a fuego indirecto.

Si no tienes un cazo doble, hazlo tú mismo. Elige una cacerola pequeña o mediana y un bol poco profundo y resistente al calor que encaje en la parte superior. Llena el cazo con una pequeña cantidad de agua, asegurándote de que no toque el fondo del bol. Quieres que el agua hirviendo caliente el bol, pero no quieres que se caliente demasiado rápido y se chamusque el chocolate blanco.

Una vez que el chocolate blanco se calienta y comienza a fundirse, cualquier otro líquido hará que se agarre y se vuelva grumoso. Para evitarlo, añade al chocolate blanco cualquier saborizante, manteca o mantequilla, o extractos de color antes de fundirlo. Utilice una cuchara limpia y seca para mezclar. El metal y la silicona funcionan mejor que la madera porque son menos propensos a retener la humedad. O bien, utilice una espátula de goma con forma de cuchara. No levantes la parte superior de la caldera doble mientras se derrite el chocolate blanco. El vapor que se escapa puede entrar en contacto con el chocolate, y ya sabemos cómo acaba esa historia. No cubras la parte superior de la caldera doble mientras se calienta, porque esto también puede crear vapor.

Leer más  Como cocinar las acelgas

Goteo de chocolate blanco

El chocolate blanco es un poco más difícil de fundir que el chocolate con leche o el chocolate negro porque tiene un punto de combustión más bajo. Como consecuencia, se recalienta rápidamente, y el chocolate blanco que se recalienta puede ser difícil, si no imposible, de salvar. Se recomienda derretir el chocolate blanco con una caldera doble, pero en caso de necesidad, también se puede utilizar el microondas.

Resumen del artículoXAntes de fundir el chocolate blanco en el microondas, corta las tabletas en trozos uniformes de 1/4 de pulgada utilizando un cuchillo de cocina afilado. Coloca los trozos de chocolate blanco en un recipiente apto para microondas y caliéntalo a baja potencia durante 30 segundos. Asegúrate de remover bien el chocolate antes de añadir más tiempo al microondas, y ten cuidado de no dejar que se queme. Si quieres saber cómo usar un horno doble para derretir el chocolate blanco, ¡sigue leyendo!

Cupcake jemma ganache de chocolate blanco

El chocolate blanco es un poco más difícil de fundir que el chocolate con leche o el chocolate negro porque tiene un punto de combustión más bajo. En consecuencia, se recalienta rápidamente, y el chocolate blanco que se recalienta puede ser difícil, si no imposible, de salvar. Se recomienda fundir el chocolate blanco en una caldera doble, pero en caso de necesidad, también se puede utilizar el microondas.

Resumen del artículoXAntes de fundir el chocolate blanco en el microondas, corta las tabletas en trozos uniformes de 1/4 de pulgada utilizando un cuchillo de cocina afilado. Coloca los trozos de chocolate blanco en un recipiente apto para microondas y caliéntalo a baja potencia durante 30 segundos. Asegúrate de remover bien el chocolate antes de añadir más tiempo al microondas, y ten cuidado de no dejar que se queme. Si quieres saber cómo usar un horno doble para derretir el chocolate blanco, ¡sigue leyendo!

Leer más  Cobertura de chocolate aguila

Ganache de chocolate blanco

El chocolate atemperado es el secreto de los dulces de chocolate de aspecto profesional. El chocolate atemperado es suave, con un acabado brillante y un chasquido satisfactorio. El chocolate simplemente fundido y no templado tiende a ser blando o pegajoso a temperatura ambiente, y también puede presentar vetas o manchas grises o blancas. El atemperado es la solución para evitar estos problemas comunes y producir dulces de chocolate hermosos y deliciosos.

Si quiere un caramelo de chocolate suave y brillante pero no quiere tomarse el tiempo de atemperar, tiene otras dos opciones. Puede utilizar una cobertura de caramelo (también conocida como candy melts o cobertura de confitería) en lugar de chocolate fundido, ya que también es agradable y estable a temperatura ambiente. Por otra parte, si utiliza chocolate fundido, puede mantener los caramelos bañados en el frigorífico hasta poco antes de servirlos, para evitar el problema de la floración.

Para utilizar chocolate atemperado, debe mantenerlo templado pero no caliente, idealmente entre 85 y 88 F para el chocolate negro (86 F para el chocolate con leche y blanco). Puede mantenerlo sobre una cacerola con agua tibia (pero no hirviendo), removiendo de vez en cuando, o probar a colocarlo sobre una almohadilla eléctrica ajustada a “bajo”, con una toalla entre la almohadilla y el bol.  Sea cual sea el método que elijas, es importante remover a menudo para que el chocolate mantenga una temperatura uniforme en todo momento y vigilar la temperatura.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.