Albóndigas en salsa de tomate

Estas albóndigas en salsa de tomate son la cena perfecta, rápida y fácil. Jugosas y tiernas albóndigas caseras cocinadas en una sencilla salsa de tomate al estilo italiano. ¡Son fáciles de hacer y sólo utilizan ingredientes de Aldi!

Estas albóndigas son muy fáciles y rápidas de hacer entre semana, pero también son lo suficientemente especiales y acogedoras para una cena informal de domingo. Las albóndigas secas son cosa del pasado con unos sencillos consejos y una magnífica receta. La cocción de las albóndigas en la salsa hace que se mantengan húmedas y tiernas y les da mucho sabor.

Para estas albóndigas, utilizamos una mezcla de carne de vacuno y de cerdo. El cerdo aporta mucho sabor a la mezcla y algo de grasa. La grasa es fundamental para mantener la humedad de las albóndigas y para que tengan un sabor intenso. El huevo y un poco de leche ayudan a unirlo todo.

Es más que probable que te sobren albóndigas. Esta receta rinde 20, y llenan mucho. Para congelarlas, basta con dejarlas enfriar completamente en la salsa una vez que estén cocidas. Reparte las albóndigas de manera uniforme entre los recipientes y pon la salsa por encima. Las albóndigas y la salsa de tomate se pueden guardar en la nevera hasta 4 días y en el congelador hasta 3 meses.

Albóndigas picantes

Ir a la recetaImprimir recetaAlbóndigas caseras en salsa de tomate y espaguetis, uno de mis platos italianos favoritos, y sin duda uno de los mejores platos que he cocinado. Reconfortante, súper fácil de hacer y muy delicioso, es la comida reconfortante por excelencia que gusta a toda la familia.

Leer más  Cena especial para mi esposo

Me encantan las albóndigas de ternera, y creo que mucha gente también estará de acuerdo en que son las que mejor saben. Por supuesto, se puede utilizar pollo, cordero, cerdo o cualquier otra carne. Y no puede faltar el parmesano, sin él el plato no tendrá el mismo sabor de Italia.

Hacer tus propias albóndigas caseras es mucho más fácil de lo que crees. Olvídate de las albóndigas ya hechas o congeladas, nunca sabrán igual. Y es que puedes sazonarlas como quieras, y añadir algunos ingredientes sencillos que las harán aún más deliciosas.

Un poco de sal y pimienta, y un poco de parmesano, un poco de cebolla y ajo finamente picados, y ya están divinamente deliciosas. Cocínalos en una rica y saludable salsa de tomate, y estarás de enhorabuena.

Albóndigas italianas

Puede obtener entre 35 y 40 albóndigas del tamaño de una pelota de golf. Este es el tamaño perfecto para servir sobre la pasta para una cena entre semana (y congelar algunas para más tarde), para un aperitivo en una fiesta (¿la temporada de fútbol?), o para alimentar a un ejército para la cena del domingo.

La salsa está hecha con productos básicos de la despensa, como tomates triturados en lata, con un poco de pimienta roja triturada para añadir un poco de calor. Mis hijos tienen 8 y 10 años, y no era demasiado picante para ellos. Por supuesto, si no quieres vivir la vida en el lado picante siempre puedes omitirlo.

Para esta receta he optado por utilizar carne magra: 90/10 de ternera y salchicha de pavo. Las albóndigas se mantienen jugosas incluso después de la larga cocción a fuego lento en la salsa sin la grasa extra. El bajo contenido de grasa hace que las albóndigas sean tiernas y sabrosas porque la grasa que hay no se cocina.

Leer más  Cajeta de membrillo receta

Puedo encontrar fácilmente paquetes de una libra de salchicha italiana de pavo molida en mi supermercado local. Si no está disponible, pruebe con la salchicha italiana de pavo en tripa, y simplemente retire la tripa cortándola con un cuchillo.

Receta de albóndigas

Todos tenemos una receta favorita, una que nos recuerda un momento determinado… ya sea dulce o salada. Pero hay una receta que es casi universalmente querida, especialmente por los niños: las albóndigas con salsa de tomate, ¡el plato más nostálgico de todos!

Para preparar las albóndigas con salsa de tomate, comience con la mezcla de la carne: corte el pan duro en trozos y colóquelo en una batidora de cuchillas 1 y púlselo hasta que se desmenuce 2. Reserve las migas y retire el hilo de las salchichas,

y colóquelo en un bol junto con la carne picada 7. Añada orégano, una pizca de nuez moscada rallada y perejil picado 8. Por último, añade el queso parmesano rallado y el pan rallado que has hecho, así como un huevo

9. Con esta mezcla, forme bolitas de 13 onzas cada una, tomando un trozo de la mezcla y dándole forma con ambas manos: con nuestras cantidades, obtendrá 24 albóndigas 14. En cuanto todas las albóndigas estén listas, calentar un poco de aceite en una sartén antiadherente

15. Puedes guardar las albóndigas con salsa de tomate en el frigorífico cubiertas con papel film durante 2-3 días. También puedes congelarlas tanto cocidas como crudas, pero en este caso es muy importante que los ingredientes estén muy frescos y no descongelados.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.