Receta de bacalao a la filipina

Bacalao a la Vizcaína | Acurrúquese con un tazón caliente de este bacalao a la vizcaína, un bacalao guisado tradicional de Puerto Rico con patatas abundantes, aceitunas saladas y capas de sabor.

La mayoría de las culturas costeras tienen su propia versión del guiso de pescado. Es una forma sabrosa de llenar la barriga, aprovechar los ingredientes de la despensa y hacer un buen uso de los recursos locales. Los italianos tienen su cioppino, y los países de habla hispana… Cada uno tiene su propia versión de bacalao a la vizcaína.

La mayor parte del caldo aromático de este plato se cuece, infundiendo sus sabores en cada bocado. El bacalao a la vizcaína es originario de la región vasca de España. El bacalao es un pescado seco y curado en sal (la mayoría de las veces bacalao) que tiene un sabor y una textura deliciosos. Y, si este año se celebra la Cuaresma, este bacalao salado guisado al estilo vasco es una tradición en mi país.

Este manjar seco y salado se puede encontrar en muchas pescaderías locales o en la sección de congelados de los mercados asiáticos y latinos. Si vives en una zona sin acceso a un mercado, también puedes pedir bacalao por internet en Pike Place Fish Market.

Bacalao en salsa de tomate

Calentar el aceite en una sartén grande a fuego medio. Añadir las patatas y las cebollas; cocinar, removiendo de vez en cuando, hasta que las verduras se ablanden, unos 10-15 minutos. Añada el ajo a la sartén y cocine, removiendo de vez en cuando, hasta que esté fragante, unos 30 segundos más.

Leer más  Ajo y perejil como se llama

Añada el vino de cocina a la sartén y llévelo a ebullición. Revuelva la salsa de tomate y el agua; vuelva a hervir. Incorpore los pimientos, las alcaparras, las pasas, el Sazón y la hoja de laurel; vuelva a hervir la mezcla. Añada suavemente el bacalao a la sartén; reduzca el fuego a bajo. Cocine a fuego lento hasta que la salsa se espese y el pescado se caliente, unos 20 minutos más.

Recetas de bacalao español

Esta versión del bacalao salado con almendras y aceitunas, que aparece en los menús navideños de todo México, procede de la capital del país y está basada en una de la provincia española de Vizcaya. David Sawyer

El bacalao salado aparece en las mesas de Nochebuena de todo México. En la capital del país, la preparación más popular es esta versión de un plato clásico de bacalao salado de la provincia española de Vizcaya. La interpretación mexicana añade almendras y aceitunas y omite el jamón curado, los pimientos rojos secos y los chiles rojos secos del original español.

Receta de bacalao

El bacalao es el término español para denominar al bacalao seco y salado. Después de limpiar y eviscerar el pescado, se sala y se seca. Luego se vende entero o en filetes, con o sin espina. Antes de consumirlo, hay que rehidratar el pescado y reducir la cantidad excesiva de sodio poniéndolo en remojo y cambiando el agua varias veces durante muchas horas. Bueno en filetes fritos, también suele utilizarse en guisos, sopas y platos al horno.

El bacalao es un bacalao seco y salado, conocido sobre todo por su uso en las cocinas de la Península Ibérica, pero también muy utilizado en otras regiones, como Noruega, Islandia y el Caribe. Producido durante cientos de años en Europa, se convirtió en un producto del comercio entre las Américas y el Viejo Mundo, razón por la que es un ingrediente tradicional en muchas cocinas. Al salarlo, el pescado conserva sus nutrientes y adquiere más sabor. Tradicionalmente, el bacalao se secaba al sol, pero la producción comercial lo seca en el interior.

Leer más  Comida china con pollo

Para preparar el bacalao para una receta, hay que remojar el pescado en agua dulce para eliminar el exceso de sal utilizado para conservar la carne. El mejor método para remojar el bacalao es sumergirlo en agua fría y colocarlo en el frigorífico durante un máximo de tres días, cambiando el agua al menos tres veces al día. Las distintas marcas y variedades de este pescado salado difieren en su grado de salinidad: Las variedades menos saladas necesitan menos tiempo de remojo, a veces sólo un día. Pruebe un trozo pequeño para comprobar la salinidad después de 24 horas de remojo. También se puede dejar el pescado en remojo durante 30 minutos, cambiar el agua y luego cocerlo a fuego lento cambiando el agua de nuevo de tres a cinco veces, hasta que el grado de salinidad sea el adecuado. El bacalao debe estar ligeramente salado, pero no demasiado.

Por Aroa Flores

Hola a todos, soy Aroa Flores y en mi blog personal te ofrezco diversas noticias de actualidad.